200.000 jóvenes perciben ayudas a la emancipación

Los jóvenes españoles presentan uno de los índices más bajos de emancipación de la Unión Europea y la edad media amenaza con retrasarse todavía más bajo los efectos de una crisis que ha afectado a los jóvenes con especial virulencia. Así, las ayudas a la emancipación son el único paraguas para miles de jóvenes españoles.

Pero no puede decirse que sea el mejor paraguas para estos tiempos. De hecho, las ayudas a la emancipación de la Administración pública están ahí desde antes del socavón económico en el que ha caído España y que ha engullido gran parte del empleo juvenil.

Por eso, la Renta Básica de Emancipación (RBE) comienza a quedarse pequeña ante el incremento de solicitudes que se ha registrado en los últimos meses. En concreto, durante el primer trimestre de este año 29.416 jóvenes comenzaron a percibir esta ayuda al alquiler, lo que supuso un incremento del 17'5% respecto al trimestre anterior.

Con estos, ya son 196.898 los jóvenes que perciben los 210 euros mensuales para pagar un alquiler. Aunque se trata de una cifra considerable, no incluye a muchos jóvenes que o bien no se ajustan al perfil requerido o bien necesitan una cantidad mayor.

Casi 50.000 solicitudes han sido denegadas desde 2007 por no cumplir los requisitos y muchos otros ni siquiera solicitan la ayuda por carecer de contrato laboral o por acordar un alquiler no declarado. A las dificultades que ya existían en 2007 se suma la incertidumbre actual para dibujar un panorama muy poco alentador.

Imagen: lucmovel en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014