Excite

Descubre cómo ahorrar energía en verano

Los veranos están resultando muy calurosos y es normal que se tengan en marcha varios aparatos de aire acondicionado, con el consiguiente gasto para nuestro bolsillo. Descubre algunos consejos para ahorrar energía este verano y refrescar la casa sin tener que gastar más dinero del necesario para mantener una temperatura agradable.

El consumo energético se puede reducir siguiendo unos pequeños consejos

En verano, tendemos a buscar una temperatura excesivamente baja, con el consumo de energía que ello supone, y el gasto que conlleva. Se ha de evitar buscar temperaturas polares y mantener la temperatura a un nivel lógico y confortable.

Para ahorrar energía en verano, es aconsejable tener bien aislada la vivienda, evitando que entre un excesivo calor o aumente la temperatura del interior. Es importante también evitar la entrada directa de la radiación solar a la vivienda.

La primera solución es bajar las persianas o correr las cortinas para evitar las horas de mayor exposición al sol. De esta manera, al no entrar la luz directa del sol, se evita que la temperatura aumente.

Es importante que se genere una corriente de aire, dejando abiertas varias ventanas. El movimiento del aire, aunque sea poco, consigue reducir la sensación térmica en unos pocos grados, y hacerla más soportable.

En el caso de necesitar más ventilación, antes que el aire acondicionado es aconsejable instalar ventiladores, tanto de techo como de pared. Estos electrodomésticos consumen mucho menos que el aire acondicionado, pero al crear el movimiento en el aire, también ayudan a disminuir la temperatura.

Si se opta por poner el aire acondicionado, hay que recordar que la temperatura ideal para mantenerlo está en torno de los 22-24 º, y tenerlo a menos temperatura solo conseguirá consumir más energía y provocar un contraste térmico nada recomendable si se sale de la habitación donde está el aire acondicionado.

Se puede ahorrar energía en verano ventilando la vivienda

El aislamiento correcto de la vivienda ayuda a controlar la temperatura y a evitar que se escape el frío generado por el aire acondicionado. Si no se quiere utilizar este, hay que recordar que una corriente de aire, generada por ventiladores o ventanas abiertas, puede ayudarnos a refrigerar la vivienda y a ahorrar energía en verano.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017