Excite

Alargar el plazo de la hipoteca no es un chollo

Primero fue el Gobierno, que en sucesivas ocasiones incentivó la opción de alargar el plazo de la hipoteca. Y ahora son los bancos los que se conforman con esta solución, sabedores de que siempre es mejor negociar con el cliente que sumar una nueva llave a su cada vez mayor stock de viviendas.

¿Pero qué hay del cliente? ¿Es ésta una buena opción para él? No, nunca lo es. Al alargar el plazo de la hipoteca se experimenta un desahogo inmediato que permite llegar a fin de mes, pero los costes de sumar varios años a nuestro compromiso con el banco son mareantes.

Sólo hace falta echar mano de una calculadora para comprobar que la cantidad que vamos a sumar a nuestra deuda con el banco alcanza fácilmente los cinco dígitos y en el peor de los casos puede llegar a superar los 100.000 euros.

Por eso es más recomendable buscar otras opciones y no conformarse con alargar el plazo de la hipoteca. Ante situaciones de emergencia, como evitar un embargo, lo primero es recurrir al círculo de confianza que forman familia y amigos en busca de un préstamo.

Si no podemos reunir el suficiente dinero siempre quedan otras opciones como la refinanciación de deudas o los préstamos rápidos, aunque éstas son igual de malas que alargar el plazo de la hipoteca. Lo más conveniente es acudir al director de nuestro banco y expresar la situación con claridad ya que, como hemos dicho, las entidades se muestran cada vez más receptivas.

Imagen: lumaxart en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017