Excite

Algunos consejos para contratar un seguro de vida

El seguro de vida es uno de los productos más impopulares que una compañía aseguradora puede ofrecer. A nadie le gusta planificar los gastos ocasionados por su propia muerte y el sector tampoco ha sabido adaptar este tipo de cobertura a la era de internet.

Sin embargo, el seguro de vida es una opción interesante que no conviene descartar de antemano. Para algunos grupos de edad se trata de una fórmula perfecta que garantizaría el bienestar de su familia en caso de fallecimiento.

Ésa es la primera condición para contratar un seguro de vida. Si no tenemos familia u otros dependientes no tiene ningún sentido contratar un seguro de vida. Es por tanto un producto muy poco interesante para jóvenes y solteros.

La edad es un factor determinante al contratar un seguro de vida. Las compañías ofrecen diferentes tipos de primas y coberturas para poder ajustarse al mayor número posible de clientes. De todos modos, aquellos que estén entre los 30 y los 50 años de edad son el público objetivo de las compañías.

Porque son ellos los que, seguramente, van a tener una hipoteca contratada y una familia en la que los hijos y quizás el cónyuge sea dependiente de sus ingresos. Es conveniente que el seguro cubra el resto de la hipoteca y el salario neto de unos cinco años.

De esta manera, cualquier eventualidad no impedirá que la familia del asegurado pueda salir adelante. Si los dos cónyuges trabajan, es aconsejable contratar un seguro de vida para cada uno de ellos.

Imagen: Wikimedia Commons

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017