Excite

Algunos consejos para la contabilidad doméstica vía online

Llegar a fin de mes es algo que nos preocupa a todos, y uno de los mayores problemas a los que se enfrenta una familia en estos momentos. La economía no va como nos gustaría, y es posible que los ingresos que entraban en casa hayan menguado, o directamente, hayan desaparecido. Tenemos que hacer maravillas con nuestros sueldos, así que ahí van unos cuantos consejos para la contabilidad doméstica vía online.

La cesta de la compra

Este es uno de los elementos que más dinero se lleva durante el mes. Está claro que hay otros gastos, como el alquiler o la hipoteca, que pellizcan nuestro presupuesto mensual. Pero con esos no podemos hacer otra cosa que cumplir.

En cuanto a la compra, sí que podemos ahorrar considerablemente si aplicamos estos consejos para la contabilidad doméstica vía online directos a tu pantalla.

Lo principal es saber que de todos los productos que se venden con una marca determinada, se pueden encontrar en marcas blancas. En su mayor parte tienen una calidad similar y cuestan mucho menos.

Todas las grandes cadenas de distribución cuentan con sus marcas propias, y gracias a los acuerdos con los proveedores, consiguen un menor precio que aplican al consumidor.

Incluso en grandes superficies, existe una segunda marca todavía más barata, que aunque quizás no tenga la calidad de una primera marca, es perfectamente válida para sustituirla.

También está bien conocer las diferentes ofertas de varios supermercados o tiendas, para poder comprobar si conviene repartir las compras entre varias de ellas y así poder ahorrar. Esto, aunque no lo parezca y sea bastante molesto por los desplazamientos, puede llevar a ahorrar bastante dinero.

Aunque se paga más dinero en el momento, es aconsejable comprar envases familiares, que contienen más cantidad de producto. De esta manera, nos evitamos comprar más unidades (cajas, paquetes, etc) que tienen un mayor coste por separado que el otro.

Y si nos desplazamos de un super a otro, mejor hacerlo andando, siempre que sea posible. Esos pequeños desplazamientos, de uno al otro, parecen no ser nada, pero consumen gasolina innecesaria y tenemos que repostar más veces.

Lo ideal es hacerse con un carro de la compra, de los tradicionales, donde se puede llevar todo lo comprado cómodamente y sin problemas.

Es conveniente, además, llevar una lista con lo indispensable y no salirse de ella. Tenerlo todo bien anotado evita hacer compras impulsivas de cosas que no necesitamos realmente. Otro de los agujeros por donde se va el dinero del presupuesto, y que muchas veces no tenemos en cuenta.

Otros trucos para ahorrar en casa

El gasto en luz y agua no deja de aumentar, por los sucesivos aumentos en las facturas. Así que es un buen lugar donde comenzar a restar gastos.

Es fundamental no gastar más luz de la necesaria. Aunque hayas sustituído tus bombillas tradicionales por otras de bajo consumo, no te confíes. El contador sigue rodando cuando están encendidas.

Disfruta de la luz natural el máximo tiempo posible, y apaga todas las luces que no necesites. Incluso la de la cocina, de la que se dice que gasta más cuando la enchufas que estando varias horas en marcha. No es cierto. Solo se ahorra cuando no se utiliza.

Los aparatos eléctricos se deben desconectar de la red tras su uso. Es mejor, y nos ahorraremos algún susto si se quedan en marcha. Y cuando venga la factura de la luz, también.

Otros, como los televisores, DVD, etc, tienen la posibilidad de ser desconectados desde el mando, pero continúan gastando energía. Si los desconectamos del interruptor, notaremos el ahorro en la factura.

La nevera consume mucho, así que es otro de los focos donde prestar atención. Tengámoslo en cuenta y cerremos bien la puerta. Si no se sale el frío, trabajará menos y consumirá menos electricidad.

Si hay que cambiarla, se debe buscar una que sea más eficiente con la electricidad. Cuesta algo más, pero el ahorro permite amortizar esa diferencia en poco tiempo. Una nevera dura varios años, y ese poco más al comprarla se nota a lo largo de su vida útil.

En cuanto al agua, aunque su gasto parezca menor que el de la luz, también es importante. Hay que vigilar que no se queden los grifos abiertos ni que goteen. Una pequeña gota a lo largo de muchos meses se convierten en varios litros, y en muchos euros.

Una ducha en lugar de un baño también nos hará ahorrar agua, y también dinero, y si puede ser rápida mejor. Independientemente de que se disponga de un termo a luz o a gas, cuanto menos agua caliente se utilice, menos gasto hará.

Se puede ahorrar con estos consejos

Quizás no será un ahorro espectacular en el primer momento, pero siguiendo estos breves y simples consejos para la contabilidad doméstica vía online, puedes hacer que el dinero llegue hasta final de mes sin tener que pasar muchos apuros. Es importante parar y tener en cuenta todos los gastos precisos antes de comprar. Y si se sigue a rajatabla el plan estipulado, puede conseguirse.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017