Excite

El alquiler en la empresa privada: camino de la sustentabilidad

La oficina, los coches, el hardware... hoy día casi todo es suceptible de alquiler. Una empresa recién nacida, o no, puede aprovechar esto para asentarse al principio, cuando los números cuadran menos. ¿Vas a comenzar un negocio? No te entrampes con el dinero que no tienes, alquila y avanza poco a poco.

Alquilar para ahorrar

El alquiler para empresa se suele llamar renting. El primero y que más beneficio puede provocarnos es el de la oficina. El precio del suelo sigue estando inflado a pesar de la crisis y no tener una sede fija nos puede provocar problemas de imagen y legales. Por ejemplo es más difícil autentificarse en Internet sin dirección fiscal.

Para buscar el alquiler de la oficina lo mejor es ir a los centros de emprendedores de cada comunidad autónoma. Allí nos facilitarán lugares, especialmente cerca de polígonos industriales o parques empresariales, que nos permitirán establecer contactos con otras empresas. Además el alquiler de la oficina se puede deducir fiscalmente.

Aunque parezca mentira también se puede hacer renting sobre los equipos informáticos. Esto es muy recomendable si requieres de tecnología punta siempre. Por ejemplo las empresas especializadas en productos audiovisuales o las TIC.

Los ordenadores suelen perder rápidamente su punto novedoso y se deprecian rápidamente. Olvídate de formatearlos cada seis meses. La mejor opción es alquilarlo con un año de contrato y al acabar el periodo comprobar su actualidad.

A los ordenadores les pasa exactamente lo mismo que a los coches. Éstos nada más salir del concesionario pierden su valor. Por ello es muy aconsejable que si nuestra empresa requiere de un automóvil para determinados momentos, alquilarla.

Rentar el coche, o una furgoneta, nos va a evitar pagar seguro, gasolina, impuestos... y todo ese ahorro podemos utilizarlo para afianzar financieramente nuestra empresa.

Cuida tus números

Si nos decidimos por la opción de alquiler para nuestra empresa tenemos que tener en cuenta siempre la contabilidad a largo plazo. Las inversiones serán menores, pero también las amortizaciones. Por ello es recomendable que vayamos poco a poco adquiriendo capital en departamentos que sean más estáticos que los comentados anteriormente.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017