Excite

¿Existen alternativas a los bancos?

Hipotecas basura, rescates a la banca, tarjetas black, jubilaciones millonarias, intereses y comisiones… Si eres de los que están cansados de oír hablar de estos temas, muy probablemente te interese saber que existen alternativas a los bancos muy reales que pueden sustituir el modelo actual sin tener que guardar tus ahorros debajo del colchón.

    M a n u e l - Flickr

¿Existe la vida después de la banca?

La actual situación en la que el crédito a las familias y a emprendedores está bajo mínimos hace que se considere necesario buscar alternativas a los bancos que puedan sacar a flote la economía familiar, o simplemente un proyecto empresarial. La proliferación de alternativas viables en los últimos años es algo a tener en cuenta, tanto a la hora de ahorrar como a la de solicitar financiación o incluso invertir nuestros ahorros.

La Banca Ética

La banca ética es la primera alternativa a la banca tradicional, se caracteriza por compatibilizar la rentabilidad económica con el respeto a los derechos humanos y el medio ambiente. Es por esto que este tipo de bancos invierten sólo en proyectos que repercutan positivamente en la sociedad, el medio ambiente, la cultura o la educación entre otros. Además los usuarios de este tipo de bancos pueden conocer fácilmente a donde van sus ahorros y en qué proyectos se usan.

Podemos decir que la banca ética ayuda a sus clientes a ahorrar e invertir obteniendo un beneficio social, medioambiental y económico. Esto se debe a que, por norma general, este tipo de bancos tendrán la ética como principio fundamental, empleando la coherencia a la hora de gestionar el dinero de los clientes. Además este tipo de bancas son participativas y transparentes, existiendo la posibilidad por parte de sus socios de tomar decisiones y conocer todas las actividades en las que se vea implicado el banco. Por último es importante resaltar la implicación de estas entidades con el fin de transformar la sociedad.

Alternativas a la financiación

Por otro lado también existe la posibilidad de conseguir financiación o créditos personales lejos de la banca tradicional. La proliferación de empresas como Comunitae, donde se realizan préstamos entre particulares con bajos intereses hace posible que muchos emprendedores o personas necesitadas tengan un empujón en su economía. Además los ahorradores pueden invertir su dinero en fines diversos, como ayudar a quién lo necesite con un pequeño beneficio a cambio, o invertir en proyectos del agrado del inversor.

Otras alternativas a la financiación bancaria para las empresas son, el Mercado Alternativo Bursátil para pymes, que funciona desde 2013 y facilita a las empresas con proyectos de expansión atractivos acceso al mercado de valores, y el Mercado Alternativo de Renta Fija, el cual permite a empresas de mediana capitalización emitir títulos de renta fija para financiar sus actividades.

Internet y el cambio de modelo

Por último es conveniente mencionar el Crowdsourcing y derivado de este, el Crowdfunding. Tras la aparición en internet de portales destinados a la colaboración o financiación colectiva cada vez son más los que optan por emplear estas vías para llevar a cabo sus proyectos. Si tienes una buena idea ya no es necesario acudir al banco de turno a solicitar financiación. Ahora puedes conseguirla a través de portales web en los que la comunidad aporta, o bien capital, o bien recursos en pos de conseguir un objetivo de interés común. Este tipo de páginas web están cambiando el modelo tradicional y están posibilitando la creación de proyectos que de otra forma nunca hubieran sido posibles. Todas estas alternativas a los bancos pueden hacernos pensar que es posible vivir sin bancos, o al menos intentarlo.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017