Excite

Cómo aprender a invertir de manera segura

Todo el que quiera aprender a invertir y saber manejarse en el mundo de las finanzas, debe de tener en cuenta una serie de pautas indispensables para evitar sobresaltos futuros. No es algo que se pueda aprender de un día para otro y requiere paciencia, observación y, sobre todo, mucha cautela.

Consejos para aprender a invertir

Lo primero a tener en cuenta para aprender a invertir con éxito es saber de qué cantidad se dispone para ello. No hacen falta grandes sumas, aunque hay que tener en cuenta que muchos productos cobran comisiones por las tramitaciones necesarias y si la cantidad es muy baja puede que la aventura no salga a cuenta.

Una vez establecida la cantidad que se va a destinar a la inversión, hay que analizar qué riesgo se está dispuesto a asumir. A menor riesgo, normalmente, menor va a ser la ganancia y a mayor riesgo más grandes van a ser los beneficios ... pero también pueden serlo las pérdidas.

Antes de decidir los productos en los que se va a invertir hay que considerar la posibilidad de que el dinero destinado a ello no va a poder 'tocarse' a medio-largo plazo, de lo contrario, se pueden tener pérdidas de forma innecesaria.

Si se opta por mantener un perfil bajo en el que los beneficios serán seguros pero pequeños, lo más recomendable es optar por productos de renta fija, que pueden aportar entre un 2% y un 5% anual. El producto más clásico en este sentido son los depósitos a plazo fijo, que se pueden contratar en cualquier banco y en el que se aporta una cantidad que no se va a poder retirar según lo estipulado (lo más normal es un año).

Por otra parte, si se quiere arriesgar más, las posibilidades son más amplias. Los beneficios pueden ser cuantiosamente mayores, pero también las pérdidas. Es aquí donde entra en juego el concepto de renta variable.

Dentro de lo considerado como renta variable hay un sinfín de posibilidades. Una de ellas son los fondos de inversión, que son 'paquetes' formados a partir de otro subproductos y cuyo riesgo es variable. Otro de los productos de renta fija, quizás el más popular, son los títulos en bolsa. Para invertir en bolsa por primera vez lo recomendable es optar por comprar los conocidos como 'blue chips', que son grandes empresas, estables y que suelen repartir dividendos. En la bolsa española los 'blue chips' serían compañías como Telefónica, Iberdrola o los grandes bancos.

Si se opta por invertir en renta variable es más que recomendable realizar una diversificación, es decir, repartir el dinero en varios productos diferentes, para que si se producen pérdidas por una parte, que puedan ser recuperadas por otra.

En cualquier caso, es más que recomendable observar las flutuaciones de los productos más interesantes. Por ejemplo, un valor lejos de sus máximos anuales puede ser una buena opción a simple vista, ya que tiene recorrido y hay indicios de que seguirá subiendo.

Aprender a invertir, una aventura a largo plazo

Las finanzas personales no son un asunto a tomarse a la ligera. Para aprender a invertir hay que saber antes qué riesgos se queire asumir para obtener beneficios (y ser conscientes de que las pérdidas son probables). La diversificación en la inversión y la observación de los mercados son otros de los pilares esenciales antes de lanzarse a la aventura.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017