Excite

¡Así serán las nuevas monedas de cinco euros!

  • Twitter - francispedrajas

Tiene 27,25 milímetros de diámetro, un motivo del planeta en su reverso y está hecha de polímero azul. Esas son las características principales de "Planeta Azul", la moneda de 5 euros que Alemania pondrá en circulación este jueves para el deleite de los coleccionistas. Y es que, visto el valor de las ediciones especiales (unos 78 euros), puede que ese sea el último destino de estas monedas: coleccionarlas; aunque se podrá comerciar con ellas tranquilamente.

Pero a ver quién es el guapo que suelta una de estas monedas para comprar en el mercado los avíos del puchero. Con lo que valen, seguramente vayan a parar al cajón de los tesoros personales; quizá con las monedas de céntimo que pronto serán cosa del pasado, los billetes que dieron paso a la nueva Serie Europa o los 'Bin Laden' (para el que haya tenido la suerte de agenciarse algún billete de 500 euros). Eso sí, 'Planeta Azul' tendría un puesto de honor en el cajón, o dos.

Sí, dos, porque la moneda del águila imperial tendrá dos versiones: una conocida como 'Proof', de la que se emitirán 250.000 unidades, y otra de cuyo nombre parece que no han querido acordarse en la Casa de la Moneda de Múnich. Quizá porque se pondrán en circulación millón y medio de unidades y su valor será el que diga la moneda (5 euros), una circunstancia que aleja esta versión de 'Planeta Azul' de las manos de los coleccionistas y la acerca a los supermercados.

FOTOS: Los billetes más bonitos del mundo

Estaba claro que Merkel no iba a permitir que una alegoría tan obvia de la hegemonía germánica viera pasar los años en una carpeta de coleccionista. Es que son listos estos alemanes, y sutiles, y si no díganme qué mensaje manda al populacho europeo una moneda de curso legal que pesa, mide y abulta más que el resto, que presenta el mundo entero acotado por un círculo y, para rematar, está marcada en su cara por un "pollo imperial" protegido por las euro-estrellitas y el nombre de la República Federal de Alemania.

Puede sonar una mijita conspiranoico, pero es que hay que fijarse en los detalles y, además, eso de que no se vayan a hacer versiones con alegorías del resto de estados miembros da qué pensar. Bueno, habrá que confiar en los alemanes. Al menos ya no se dedican a invadir a los vecinos, por suerte (¿para nosotros?) se dieron cuenta hace tiempo de que los cañonazos son menos efectivos que el peso de la divisa y es más fácil acabar con la soberanía de un estado a golpe de DOUE que lanzando bombas.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017