Excite

Aumenta el número de pobres en España

La Unión Europea firmó en 2010 la llamada Estrategia 2020, cuyo objetivo es conseguir una Unión con una economía inteligente, sostenible e integradora, que como resultado genere altos niveles de empleo, productividad cohesión social. Cada estado miembro ha fijado sus propios objetivos en empleo, innovación, educación, integración social y clima/energía, integrados en las medidas concretas de la Unión.

En España, en el ámbito de la integración social, el objetivo es conseguir que, para 2020, haya 1.400.000 personas menos en riesgo de exclusión social o pobreza. El seguimiento de este objetivo se puede leer en el informe que periódicamente emite el Instituto Nacional de Estadística.

    © Getty Images

¿Cómo se define el riesgo de pobreza o exclusión social?

Para valorar la situación, el INE emplea tres indicadores: la personas en riesgo de pobreza después de transferencias sociales, la carencia material severa y los hogares con muy baja intensidad de empleo.

El primer indicador viene definido como las personas con ingresos inferiores al 60% de la renta mediana disponible.

El de carencia material severa se refiere a los hogares que carecen de al menos cuatro de los siguientes:

  • no tener retrasos en pagos de vivienda y compras a plazos
  • tener temperatura adecuada en invierno
  • hacer frente a gastos imprevistos
  • comer carne o pescado cada dos días
  • salir de vacaciones al menos una semana al año
  • coche
  • lavadora
  • televisor en color
  • teléfono

La medición de la muy baja intensidad de trabajo es la de hogares con adultos que han trabajado menos del 20% del tiempo que podrían.

¿Y cuáles son los resultados en España?

De las mujeres, el 28,1% cumplen algunas de las tres situaciones definidas. Por grupos de edad, las menores de 16 años y las que tiene entre 16 y 29 años son las más desfavorecidas, con un 33,3% y un 34,1%, respectivamente. Las que están en menor riesgo son las mayores de 65 años, con un 17,6% de riesgo.

En cuanto a los hombres, un total de 28,4% están en riesgo de pobreza o exclusión social. En la distribución por edades es similar a la de las mujeres: el mayor riesgo está entre los más jóvenes, un 32,4% para los menores de 16 años y un 34,9% para los del grupo entre 16 y 29 años. De nuevo el porcentaje más bajo corresponde a los mayores de 65 años.

La distribución del riesgo por tipo de hogar muestra que el mayor riesgo en los hogares formados por un adulto con uno o más hijos a cargo, con el 45,6%, siguiéndoles los otros hogares con hijos dependientes (38,0%). El porcentaje menor corresponde a los hogares formados por dos adultos sin hijos (22,9%).

Como era de esperar, el mayor riesgo estudiado según la situación laboral corresponde a las personas desempleadas y en segunda lugar a las inactivas, tanto en hombres como en mujeres.

Según el nivel de educación, el informe muestra que el riesgo mayor corresponde a las mujeres con el nivel mínimo de educación (32,3%), y va disminuyendo según aumenta el nivel educativo. Estos valores se repiten para los hombres, en que el riesgo para los niveles menores de educación es del 35,1% y va disminuyendo según aumenta el nivel.

Fotogalería: Los cursos de formación del SEPE

En conjunto, el 27,3% de la población española, lo que representa más de 12,8 millones de personas, cumple al menos uno de los indicadores de riesgo de pobreza o exclusión social. Esto representa un aumento del 2,6% respecto al año 2009.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017