Excite

¿Se puede pagar con billetes de 500 euros todavía?

Pocos en España lo han visto y menos aún han tenido uno de ellos en sus manos, algo que le valió durante años el apelativo de 'binladen'. Hablamos de los billetes de 500 euros, más de 83.000 de las antiguas pesetas, la notación más alta acuñada por el Banco Central Europeo cuando se dio la luz al euro y que ahora, en países como España ya no se emite, pero ¿quiere decir esto que ya no se puede pagar con ellos?, ¿puedo hacer compras cotidianas con ellos?, ¿puedo ingresar uno de éstos en el banco? Te respondemos a todas estas preguntas y más.

    Foto: Shutterstock

¿Puedo pagar con un billete de 500 euros?

En 2019, tanto el Banco de España como el resto de reguladores de los distintos países de la Unión Europea de la Eurozona anunciaron primero el cese de la emisión de los billetes de 500 euros y más tarde la retirada de los mismos, creando una gran confusión entre los consumidores, que ya no sabían si éstos seguían siendo de curso legal. Este mecanismo no inhabilita a los ciudadanos de la Unión para que sigan realizando sus compras con esta nota, que sigue siendo de curso perfectamente legal, aunque si bien hay muchos establecimientos que no aseguran tener cambio para ellos en el caso de hacer una compra.

Por otro lado, hay muchos establecimientos que anuncian que podrían no tener cambio de billetes de 500 euros, por lo que los hace especialmente difíciles de canjear por bienes y servicios, algo que ha sucedido desde su creación y que ha creado verdaderos quebraderos de cabeza tanto a consumidores como a proveedores. No obstante, con la ley en la mano, según lo dispuesto por la apartado dos del artículo 3 de la Ley 46/1998, de 17 de diciembre, sobre la introducción al euro, y por una serie de recomendaciones publicadas por la Comisión Europea, no es legal rechazar un billete de curso legal, incluídos los de 500, a la hora de hacer una compra, aunque se advierta en un cartel. No obstante, según el artículo 7.1. del Código Civil Español "los derechos deben ejercitarse conforme a las exigencias de la buena fe", algo que, aplicado al caso, viene a decir que debemos ser consecuentes a la hora de elegir el billete con el que pagar, de ahí que no tenga mucho sentido usar un billete de 500 euros para realizar una compra de 10 euros y en cierto modo se haya adquirido el derecho a no aceptar los de más alta notación, es decir, los de 200 y 500 euros.

Ingresar un billete de 500 euros en el banco

Debido a los problemas que puede conllevar conseguir cambio de 500 euros, muchos se plantean ingresar sus billetes en el banco, para poder disponer de su dinero más fácilmente. En España, desde 2020, las operaciones en efectivo superiores a 2.500 euros están prohibidas, un límite que baja hasta los 1.000 para empresas y profesionales, algo que, según anunció el ministerio de Hacienda en su momento, permitía mejorar la trazabilidad del dinero, es decir, de dónde ha ido y a dónde va.

Ante la necesidad de ingresar uno o más billetes de 500 euros en el banco, la sombra de Hacienda acecha, puesto que la duda que muchos tienen antes de proceder es si esta operación despertará las sospechas del fisco y derivará en una investigación. Así, los bancos tienen la obligación de informar a Hacienda cierto tipo de operaciones, que si bien tienen visos de ser 'sospechosas', son legales, aunque pone tras la pista a la Agencia Tributaria, que podría abrir una investigación si ve indicios de blanqueo de dinero u otro acto delictivo. Estos supuestos son:

  • Operaciones con billetes de 500 euros:aunque son legales, los bancos tienen la obligación de informar a Hacienda de operaciones realizadas con éstos como método de pago. El uso frecuente de los mismos podría derivar en una investigación, siendo bastante infrecuente que se actúe contra personas o sociedades que hayan hecho escasas operaciones con estos.
  • Ingresos superiores a 3.000 euros: en estos casos, la Agencia Tributaria coteja los datos que tiene sobre el receptor de la misma (ingresos, profesión, patrimonio) para valorar si se trata de una operación sospechosa o si es legítima.
  • Ingresos frecuentes en efectivo:el hecho de realizar una serie de ingresos de forma sucesiva en una de nuestras cuentas, aunque cada uno de ellos no supere los 3.000 euros, también puede ser notificado a la Agencia Tributaria, puesto que no se tiene constancia del origen de este dinero, algo que se evita con las transferencias bancarias, en las que el emisor del pago está debidamente registrado.


  • En cualquier caso, si el ingreso es superior a los 10.000 euros desde fuera de España o es de 100.000 desde dentro de nuestras fronteras, deberá rellenarse un impreso en Hacienda, el S1, que está sujeto a aprobación, pudiendo ser aceptado o denegado.

    España - Excite Network Copyright ©1995 - 2020