Excite

El principio del fin de las cajas de ahorro

Las cajas de ahorro españolas tienen de margen hasta el próximo mes de septiembre para demostrar su solvencia. Para entonces, las entidades financieras no cotizadas deberán contar con un core capital (o colchón financiero) de entre el 9% y el 10%, unas cifras muy elevadas que no están al alcance de todas las cajas españolas.

Y es que el sector esperaba que las exigencias del Gobierno se quedaran en el listón del 8%, porcentaje exigido por los reguladores bancarios internacionales en el nuevo marco de Basilea III. Sin embargo, el Gobierno ha querido ir más lejos en su ansia por extirpar el cáncer de las cajas de ahorro y ha decidido que las exigencias de Basilea III sólo rijan para los bancos, pero no para las cajas de ahorro.

Sólo 5 de las 17 cajas de ahorro españolas cumplirían ahora mismo con esas exigencias, mientras que el resto tendrá muy difícil alcanzarlas. Al grueso del sector de las cajas de ahorro sólo le queda una salida: convertirse en bancos y dar entrada a capital privado como vía de captación de fondos.

Sin embargo, no es una solución sencilla. Primero porque la bancarización supone un rediseño total de las cajas, que perderían peso político y vocación social. Y segundo porque los inversores no se fían un pelo de las cajas españolas y será difícil convencerles para que compren acciones de los nuevos bancos.

Es por eso que el Gobierno ha puesto a disposición de las cajas una línea especial de créditos a través del FROB. Las cajas de ahorro pueden solicitar estos fondos para crear un banco y asegurar su transición hacia un modelo cotizado, en el que el Estado pasaría a ser accionista temporal.

Este movimiento supone una nacionalización temporal de las cajas de ahorro. O por lo menos de aquellas que pidan ayuda. Porque hay otras entidades, como La Caixa, que ya han anunciado su disposición a convertirse en banco sin necesidad de acudir al FROB. Habrá que ver qué decisión toman las cajas más pequeñas, tocadas y casi hundidas por el reventón de la burbuja inmobiliaria.

Imagen: Wikimedia Commons

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017