Excite

Cómo cambiar de oficina bancaria

Aunque pueda parecer un trámite sencillo, cambiar de oficina bancaria no es tán fácil como pudiera parecer en un principio. Si bien los motivos pueden ser variados, cómo un cambio de domicilio o la falta de entendimiento con el personal de nuestra actual sucursal, hay que tener en cuenta una serie de situaciones a la hora de plantear un cambio de este tipo.

Pasos a dar para solicitar el cambio

Así pues, a la hora de cambiar de oficina bancaria, un primer paso debería ser localizar la nueva sucursal de nuestra entidad a la que nos queremos cambiar y dirigirnos a sus responsables para solicitar dicho cambio. Hay que clarificar si es sólo un cambio de cuenta o si tenemos además una hipoteca, así como las condiciones que tenemos en nuestra antigua sucursal.

A la vez, debes hablar con tu oficina actual para solicitar que quieres cambiarte a una sucursal distinta. Si el motivo es un cambio de domicilio, deberás apoyar la solicitud con algún documento que certifique tu nueva residencia, así como el Documento Nacional de Identidad o el Pasaporte, para acreditar tu identidad.

Si desde la entidad bancaria te remiten al servicio de atención al cliente o similar, no olvides mandar un escrito en el que conste claramente que deseas realizar un cambio de oficina y los motivos de dicho cambio. Si tu solicitud no es atendida, algo que, por desgracia, suele ser habitual, habla directamente con el jefe de zona de tu banco para exponer la situación.

Reclamación como último recurso

Si a pesar de todo te siguen poniendo pegas desde la sucursar de la que te quieres cambiar, siempre está la posibilidad de poner una reclamación en firme, ya que probablemente se trate de una actuación abusiva por parte de la entidad. No hay que olvidar, eso sí, hacerla mediante el formulario oficial, es decir, el que pone a nuestra disposición las autoridades de Consumo de las Comunidades Autónomas.

Cambiarnos de banco, una opción a tener en cuenta

Si seguimos teniendo problemas para cambiar de oficina bancaria en nuestra entidad actual, quizá es hora plantearnos directamente cambiar de banco. Aunque puede resultar engorroso, si las ventajas que nos ofrecen en otro banco o caja nos convencen (además de la cercanía de la sucursal), puede que esta sea, sin duda, la mejor solución a nuestro problema.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018