Excite

Claves para valorar el fondo de comercio

En toda venta de una empresa es necesario valorar el fondo de comercio junto al resto de activos que determinan el precio final de la operación. Se trata de poner precio al valor intangible de la empresa, es decir, a todos aquellos activos como la marca o la ubicación geográfica que contribuyen a la generación de beneficios.

Los principales elementos que componen este fondo de comercio son los dos ya citados, además de la experiencia y peso de la empresa en el sector, la formación de la plantilla, la cartera de clientes, los contratos firmados y las patentes.

El problema es que todos estos valores son de difícil cuantificación, por lo que será necesario llegar a un acuerdo con la otra parte. Si nosotros somos los compradores es muy recomendable que calculemos el fondo de comercio por nuestra cuenta.

Así, conviene valorar la vinculación de la marca con el dueño o familia saliente, ya que en función del tipo de negocio un cambio en la titularidad afectará al valor de la marca. Conviene revisar los contratos de alquiler del local comercial para conocer las posibilidades de compra o renovación. También es imprescindible tratar de suponer si la empresa va a necesitar reformas y si éstas la harían más competitiva. ¿Conviene mantener a la plantilla?

El resultado de nuestras apreciaciones nos permitirá establecer un fondo de comercio realista con nuestras aspiraciones y podremos así decidir si vale la pena invertir en esa empresa o si es más convenientes crear una desde cero.

Imagen: ansik en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017