Excite

Cómo calcular el fondo de comercio

Miles de empresas han interrumpido su actividad desde el inicio de la crisis económica. Muchas de ellas han desaparecido para siempre, mientras que otras han sido traspasadas. Muchos de los implicados en estos traspasos, tanto vendedores como compradores, han topado por primera vez con el concepto de fondo de comercio.

¿Qué es el fondo de comercio? Se trata del valor intangible de la empresa, su capacidad para generar ingresos en el futuro. Es algo que va más allá del valor de la marca y, por extraño que parecezca, al traspasar o comprar un negocio hay que tratar de valorar este intangible e incluirlo en la contabilidad.

En el saco del fondo de comercio pueden incluirse un buen número de variables. Quizás la cartera de clientes sea uno de los factores más determinantes a la hora de determinar el fondo de comercio de una empresa. Un papel semejante juega la reputación y aceptación de la marca.

Otros activos intangibles que deben tenerse en cuenta a la hora de calcular el fondo de comercio es la plantilla de la empresa, su experiencia y formación, así como los convenios laborales firmados con los trabajadores. La ubicación geográfica del negocio y los contratos ya firmados que heredará el nuevo propietario, son dos ejemplos más del fondo de comercio.

Valorar el fondo de comercio a la hora de realizar una transacción empresarial puede ser algo complejo. El actual Plan General de Contabilidad recomienda identificar el máximo de intangibles de valor fiable y reservar el resto para el fondo de comercio.

Imagen: Benjamin Rossen en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017