Excite

Cómo cambiar de banco en España sin problemas

Aunque tradicionalmente la vinculación que establecíamos con nuestras entidades bancarias trascendía a la mera relación comercial y guardábamos cierta "fidelidad" a nuestro banco o caja, las circunstancias han cambiado. Ya no es nada raro que los clientes se planteen la pregunta de cómo cambiar de banco, aunque para ello haga falta informarse bien y tener en cuenta ciertas variables.

Pautas a seguir ante el cambio de entidad

El primer punto a tener en cuenta a la hora de valorar cúando y cómo cambiar de banco es tener bien claro los motivos de dicho cambio. Tanto si es por unas comisiones que nosotros consideramos abusivas, o por un trato incorrecto por parte de algún empleado, conviene analizar bien qué es lo que queremos mejorar al cambiar, para que realmente el esfuerzo merezca la pena.

Pasos a dar para el cambio

Una vez elegido el banco al que nos queremos cambiar, el siguiento paso a dar es abrir cuenta en el mismo y hacer un primer ingreso. Este primer ingreso puede ser de una cantidad no muy elevada, para no descubrir demasiado la cuenta "antigua" (la que queremos cancelar).

Después ya podemos ir cambiando todos los recibos que teníamos domiciliados a nuestra nueva cuenta bancaria. Algunos se puede incluso ocupar la nueva entidad de realizar los trámites (impuestos como el IBI, el agua, la luz) simplemente llevando un último recibo.

Otros posiblemente tengamos que hacerlo de forma más "manual", es decir, comunicando que queremos que nos pasen el recibo en la nueva cuenta (es el caso de la comunidad de vecinos, el gimnasio, cuotas de asociaciones o los seguros). El mismo proceso tendremos que realizar para domiciliar nuestra nómina.

Cuando nos hemos asegurado de que no hay ningún recibo pendiente en la antigua cuenta bancaria, podemos proceder a cancelarla, previa transferencia del dinero que que tuviéramos a nuestra nueva cuenta.

Informarse y no precipitarse

Además de lo anteriormente explicado, es recomendable no hacer caso a las llamadas "ofertas gancho". Al contrario, conviene analizar cada oferta con tiempo, consultando cualquier duda que nos pueda surgir sobre las mismas. Otro error que hay que evitar es no comprobar bien todos los papeles firmados con nuestro anterior banco. Compromisos de permanencia, seguros, condiciones del préstamo hipotecario... Muchas son las vinculaciones que nos pueden unir a una entidad bancaria, por lo que siempre hay que comprobar que el cambio es perfectamente factible.

La banca online, una opción cada vez más habitual

Además de preguntarnos cómo cambiar de banco, es habitual que nos planteemos a qué entidad hacer el traslado. Una buena alternativa a tener en cuenta es alguna de las entidades que operan de forma online, por las ventajas que aportan, tanto en comodidad y facilidad a la hora de realizar las operaciones, como por el ahorro que, en muchos casos, supone en comisiones.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018