Excite

Cómo denunciar a una empresa por mobbing

El mobbing o acoso laboral es una circunstancia que, atendiendo a los medios de comunicación, parece crecer en nuestro día a día. Pese a ello, sigue habiendo mucha ignorancia y hasta miedo cuando a tomar medidas se refiere. Por eso, vamos a tratar de aclarar cómo denunciar a la empresa por mobbing.

Pautas básicas

Si queremos saber cómo denunciar a nuestra empresa por mobbing, lo primero que se aconseja es actuar con la máxima rapidez posible, algo que repercutirá en nuestro beneficio. Por otra parte, aunque denunciemos a la empresa por vía laboral, penal o civil, hay una serie de pautas que se repiten y que debemos poner en práctica.

Para empezar, una vez comprobado que estamos sufriendo mobbing, debemos acudir a profesionales como psicólogos o médicos para minimizar sus efectos, acabar con el acoso o al menos dejar constancia de que se está produciendo. El siguiente paso es dar parte al Comité de Seguridad de la empresa, si hubiese, o a la persona encargada de defender los derechos de los empleados para que verifiquen si se está produciendo el mobbing.

A continuación, es importante informar a la empresa por escrito sobre lo que ocurre, aunque el acoso provenga de la misma empresa, y más aún guardarnos una copia de dicho documento, en cuya redacción puede ayudarnos algún profesional, para acciones futuras si fuera preciso. Para terminar, ante cualquier citación por parte de la empresa, hay que ir acompañados de un representante sindical o legal a fin de prevenir incidencias. Si no se pusiera fin al mobbing, el siguiente paso sería denunciar.

Tipos de denuncia

Siguiendo con cómo denunciar a la empresa por mobbing, podemos hacerlo de tres formas. La primera es la administrativa, recurriendo a la Inspección de Trabajo, que puede instar a las partes a llegar a un acuerdo o, si no es posible, incoar un expediente sancionador

Si optamos por la vía penal, en caso de que haya habido agresiones o amenazas, podemos recurrir a la jurisdicción social para que se extinga el contrato y se nos indemnice por los prejuicios sufridos. Mientras, si somos funcionarios, la vía contencioso-administrativa puede ser una opción a considerar. Finalmente, si el mobbing hubiera ocasionado algún tipo de enfermedad o trastorno, también podremos recurrir a la Seguridad Social.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018