Excite

¿Cómo enseñar a un niño a ahorrar?

Valorar y manejar bien el dinero es tan importante que algunos institutos españoles ya contemplan en sus programas la educación financiera como asignatura. En estas clases los alumnos aprenden a ahorrar en tiempos de crisis y a identificar los principales gastos a los que se enfrentan las familias medias españolas. Pero la educación económica no debe limitarse a las aulas, y es recomendable que los niños aprendan también a controlar sus finanzas en casa desde temprana edad.

    Getty Images

Pero, ¿es posible enseñar a ahorrar a los más pequeños y crear en ellos unos hábitos económicos positivos? Por supuesto, siempre y cuando vayamos adaptando progresivamente la complejidad de los conceptos económicos a cada edad. Evidentemente, no vamos a explicar qué es la economía doméstica a un niño de seis años de la misma forma que a un niño de doce; así como tampoco le explicaremos qué es un balance básico de ingresos y gastos a un niño de cuatro años, o al menos no con esas palabras.

El origen del dinero y las prioridades

Los niños tienden a pensar que el dinero y los bienes no tienen límite, ya que ellos no intervienen en el proceso de adquisición de los mismos. Es por ello fundamental que los niños conozcan bien el origen del dinero que llega a la casa, haciendo hincapié en lo que cuesta ganarlo y lo fácil que es gastarlo. Una forma de explicar a los más pequeños que el dinero desaparece si no se gestiona bien es diseñar con ellos un presupuesto básico donde se reflejen los ingresos y los gastos, indicando que si se gasta el dinero en cierto producto quizá no se pueda comprar otro.

Al principio puede ser difícil adaptar la complejidad del presupuesto a la edad del niño, sobre todo si son muy pequeños, pero el resultado final es sorprendente cuando se les da la oportunidad de tomar pequeñas decisiones sobre la economía familiar y la personal. Lo más importante es que aprenden que el dinero es limitado, y que deben pensar bien antes de elegir en qué lo usarán, anteponiendo las prioridades. Por ejemplo, si necesitan un bloc para el colegio y disponen de apenas un euro, sabrán que si se lo gastan en un refresco se quedarán sin material escolar.

FOTOS: Métodos para ahorrar dinero en las facturas de telefonía, luz, agua y gas así como ahorrar combustible

La típica paga mensual

Aprender esta ley básica es de vital importancia si disponen de la clásica paga que muchos padres facilitan a sus hijos. Si no se les enseña a planificar los pequeños gastos y gestionar su economía personal, los adolescentes pueden malgastar estos ingresos, que al final proceden del presupuesto familiar. Aquí es fundamental que los padres den ejemplo con la gestión de su salario y las decisiones que tomen respecto a las necesidades domésticas.

Una buena forma de controlar la paga, tanto por parte de los padres como de los hijos, es crear un pequeño cuadro mensual o semanal de gastos donde quede reflejado el balance final. Si este es negativo, lo mejor es recomendar a los chavales que ajusten su presupuesto y planifiquen mejor, siempre con tacto y transmitiendo la importancia que tendrá este hábito para el futuro.

"Jugar al ahorro" con los más pequeños

El juego funciona a todas las edades, pero tiene una efectividad enorme en los más pequeños a la hora de enseñarles el valor de los soportes del dinero: billetes, tarjetas, monedas, bonos... Hay muchos tipos de juegos que pueden cumplir con esta necesidad, desde los de rol hasta los de mesa, o incluso te los puedes inventar y aprovechar la motivación creativa como parte del proceso de enseñanza. ¿Por qué no diseñar un juego como el Monopoli para enseñar a los niños la importancia del ahorro para enfrentar las vacas flacas?, ¿y qué tal crear un juego de estrategia económica estilo Farmville donde los protagonistas sean los propios niños?

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017