Excite

Cómo escapar del laberinto de las deudas

Escapar de las garras de las deudas es posible en cualquier situación. Eso es algo que todo moroso debe tener claro antes de tomar otras decisiones financieras que sólo pueden contribuir a empeorar su situación. Las medidas sólo son desesperadas si antes no se han meditado bien.

Así que lo primero que debemos hacer para dejar atrás nuestras deudas es un balance serio y realista de nuestra situación económica. Es importante conocer nuestro ingresos y elaborar un presupuesto de gastos coherente. Al mismo tiempo hay que tasar todo nuestro capital disponible.

Una vez controlada la situación de nuestras cuentas es momento de detener la sangría. Para cancelar las deudas hay que comenzar por alejarse de las tarjetas de crédito y otras tentaciones como los créditos rápidos, que son sólo una solución a corto plazo pero nunca un buen remedio para el futuro.

Conociendo nuestras posibilidades y estabilizando nuestra situación financiera nos situaremos en una situación óptima para comenzar a saldar nuestras deudas. Tenemos dos opciones básicas: hay expertos que aconsejan centrarse en la deuda más pequeña para cancelarla lo antes posible y obtener una gratificación moral que nos permita seguir adelante.

Otros expertos recomiendan atacar aquellas deudas que tengan un mayor interés, pues serán ellas las que más dinero nos hagan perder. En cualquier caso, es muy aconsejable centrar los esfuerzos en alguna de nuestras vías de fuga y, en la medida de lo posible, unificar las deudas o llegar a acuerdos de pago con los acreedores.

Siguiendo estos pasos estaremos en condiciones de volver a la buena senda económica. Sin embargo, puede que ello no evite tomar decisiones dolorosas, como desprenderse de una vivienda o reducir el nivel de vida. Si éste es el caso, nunca hay que olvidar que esto no supone una derrota sino el comienzo de un nuevo camino lleno de oportunidades.

Imagen: Patrick Hoesly en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017