Excite

Cómo funcionan las listas de morosos

Caer en una lista de morosos es más fácil de lo que parece. De hecho, es probable que muchos de los que figuran en ellas no lo sepan, ya que basta una simple factura de teléfono sin pagar para que los servicios financieros de la compañía den de alta a un nuevo moroso.

El principal inconveniente de figurar en una lista de morosos es que eso dificultará enormemente el acceso a cualquier préstamo o crédito bancario. Al realizar cualquier solicitud, las entidades bancarias comprueban nuestro historial crediticio como medida de seguridad.

Por eso es muy importante que en caso de duda y antes de solicitar un préstamo comprobemos si nuestro nombre aparece en una de las listas de morosos de referencia, como RAI o ASNEF. Esta consulta es gratuita y dichas compañías están obligadas a facilitar la información.

Sin embargo, puede tratarse de un trámite engorroso pues para preservar la identidad de los morosos, las compañías exigen una serie de documentación que debe remitirse por correo electrónico u ordinario. El trámite puede llevar varios días.

Si finalmente confirmamos que nuestro nombre en la lista de morosos deberemos tomar medidas al respecto. La mejor opción es tratar de liquidar la deuda y exigir que nos borren de dicha lista. En caso de no recibir respuesta se puede interponer una demanda.

Si no podemos pagar la deuda, tampoco es el fin del mundo. Aunque las condiciones son menos atractivas, siempre podremos recurrir al crédito de ciertas entidades financieras que aumentan los intereses a cambio de prestar dinero a un moroso.

Imagen: JOE MARINARO en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017