Excite

¿Cómo montar una autoescuela?

El negocio de las autoescuelas pasa por momentos de estancamiento tras el boom que experimentó hace varias décadas. Esto no significa que una autoescuela no sea rentable a largo plazo, pero en principio no es un negocio muy boyante. En todo caso, los emprendedores que se sientan atraídos por la enseñanza de la conducción de vehículos tienen que tener muy claro cómo montar una autoescuela y cuáles son los pasos a seguir para no llevarse sorpresas desagradables en el camino.

    Twitter - Autocasion

El problema de la competencia y la demanda

Montar una autoescuela es una decisión plagada de gastos y dificultades. La verdad es que la creación de cualquier empresa conlleva quebraderos de cabeza al principio, pero en el caso de las autoescuelas las trabas legales y la demanda decreciente en el sector suponen un plus de dificultad.

Quizá el mayor de los problemas no es tanto montar la autoescuela como sacarla adelante. La competencia en este sentido es uno de los asuntos más importantes a tener en cuenta, ya que los precios son muy bajos debido al enorme desajuste existente actualmente entre la oferta y la demanda.

Ciertamente esto puede suponer un impedimento que desaliente a muchos emprendedores. Pero el éxito está asegurado a largo plazo si se está dispuesto a trabajar duro, diseñar una plantilla laboral sencilla, elaborar un presupuesto inicial considerable (puede superar los 50.000 euros) y asumir un balance de ganancias austero, al menos al principio.

Cómo montar una autoescuela

Los emprendedores que no se desanimen tras ver el panorama del sector de las autoescuelas deben tener muy claro los requisitos que deben cumplir antes de ponerse manos a la obra. Lo primero es realizar los trámites administrativos generales necesarios para constituir cualquier tipo de empresa, como la autorización administrativa, el depósito bancario o la solicitud de nombre, entre muchos otros. Estos trámites se pueden agilizar bastante si se acude a la red de Ventanillas Únicas Empresariales (VUE) desarrollada por las Administraciones Públicas.

Los trámites específicos para montar una autoescuela se resumen en dos: la solicitud de autorización de apertura y funcionamiento y la solicitud de la licencia de apertura. El primero se realiza en la Jefatura Provincial de Tráfico que corresponda, y el segundo trámite se gestiona en el Ayuntamiento de cada municipio.

A estos trámites hay que añadir las autorizaciones administrativas previas de apertura y funcionamiento, que se aplican a las enseñanzas, y las autorizaciones administrativas previas necesarias para que el personal directivo y docente pueda desarrollar su actividad laboral en la autoescuela.

Regulación y requisitos mínimos

En cuanto a la instalaciones del local, la legislación marca unos mínimos según el tipo de permisos y licencias que se oferten. Las clases teóricas deben impartirse generalmente en un aula de al menos 20 metros cuadrados, con la salvedad de las clases destinadas a la obtención de permisos profesionales (C1, C1+E, C,C+E, D1, D1+E, D o D+E) que deben impartirse en aulas de al menos 30 metros cuadrados. En todo caso, cada alumno debe tener a su disposición un espacio personal de metro y medio como mínimo.

Además de las aulas, el local debe albergar un espacio de información/recepción, un departamento para el director y aseos independientes. Asimismo, las autoescuelas deben disponer de un espacio para realizar las prácticas pertinentes en un circuito cerrado, o, en su defecto, disponer de una autorización local para realizar prácticas en zonas urbanas.

En lo referente a recursos didácticos, la legislación vigente indica que el centro debe ofrecer al alumnado dispositivos que faciliten el aprendizaje teórico-práctico y material audiovisual suficiente y adecuado en forma de plantillas, películas, carteles con señales de circulación, etc.

Requisitos mínimos para el personal

El personal mínimo para montar una autoescuela es: el titular de la autoescuela, el director y dos profesores de autoescuela. Esto no quiere decir que la plantilla deba componerse forzosamente por cinco profesionales, ya que una misma persona puede desarrollar diferentes funciones dentro del centro. Así, no es raro que en la mayoría de las autoescuelas el titular, además de director, también sea profesor.

Para formar parte del personal docente de las autoescuelas los profesores deben estar en posesión del Certificado de Aptitud de Profesor de Formación Vial o Profesor de Autoescuela. Por su parte, los directores tienen que asistir a una serie de cursos ofertados por la CNA o la DGT y superar una prueba para obtener el Certificado de Aptitud de Director de Escuelas de Conductores.

VIDEO: La gran aventura de conducir un Land Rover Discovery

El sector de las autoescuelas está bastante saturado

El saturado sector de las autoescuelas cuenta con al menos 8.000 centros en todo el país, lo que ha propiciado el desarrollo de una durísima competencia. Esta lucha a la que se enfrentan las autoescuelas y la férrea regulación que se les aplica convierten a este sector empresarial en un desafío para cualquier emprendedor.

Si a esto se le añade que la demanda a caído en picado desde los años 90, los problemas se multiplican. Es por ello que no basta con saber cómo montar una autoescuela, además hay que prepararse para salvar los obstáculos normativos y diseñar una buena estrategia de mercado.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017