Excite

¿Cómo reconocer una estafa piramidal?

La estafa piramidal más conocida es la de Bernard Madoff, que mantuvo en pie el sistema fraudulento durante años y se agenció 50.000 millones de dólares. Que esta estafa estuviera maquinada por uno de los personajes financieros más relevantes de la economía estadounidense de la pasada década, y que se llevara a cabo a través de una empresa de peso fundada por él mismo, dice mucho de la facilidad con la que se puede engañar a los inversores, tanto grandes como pequeños.

    Getty Images

Bernard Madoof acabó su andadura delictiva con una sentencia de 150 años de prisión, y su caída tuvo repercusiones en todo el mundo. Solo en España se registraron pérdidas por valor de más de 2.000 millones de euros debido a las inversiones realizadas en productos de la empresa de Madoof, principalmente por parte del BBVA y del Santander. Pero, ¿cómo es posible que entidades con tanta experiencia cayeran en un truco en apariencia tan simple?, ¿es acaso tan difícil reconocer una estafa piramidal?

¿Qué es una estafa piramidal?

La estafa piramidal es conocida como el esquema Ponzi, en alusión Carlo Ponzi, el estafador que popularizó a principios del pasado siglo este sistema fraudulento. Ponzi tomó prestado un esquema tan manido como sencillo: pagar a los inversores antiguos con el dinero de los inversores nuevos. Así de simple es la estafa piramidal, es un círculo vicioso donde lo único que hay que hacer es conseguir nuevos inversores periódicamente para ir pagando los beneficios de los anteriores inversores.

No hay pues inversión real o producto alguno con el que se comercia, ya que el único dinero que entra es el de los inversores. Aunque, claro, el estafador debe decir que consigue el dinero invirtiendo hábilmente para no levantar sospechas entre los inversores que van obteniendo los supuestos beneficios de sus fondos, que por otra parte no existen ya que el estafador se lo lleva a la saca directamente. Los clientes estafados están perdiendo dinero en realidad, aunque la impresión que tengan sea la de estar ingresando beneficios suculentos.

¿Por qué funcionan estas estafas entonces?

Muy fácil, porque los clientes antiguos reciben dinero cuando los nuevos inversores entran en juego. Este espejismo de éxito hace que la gente confíe en el esquema y se atreva a dar su dinero al estafador, y así puede seguir funcionando hasta que ocurran dos cosas: que el timador no encuentre nuevas víctimas (y no tendrá dinero para seguir ofreciendo los supuestos beneficios a los inversores antiguos) o que los inversores decidan retirar su dinero (hecho al que no podrá hacer frente el estafador, porque se habrá comido los fondos).

Pero cuanto más crece la pirámide más complicado es mantenerla en pie, ya sea por el mosqueo de los inversores o por la falta de nuevos inversores; aunque para ese momento el timador ya habrá volado con toda la pasta, dejando a los pobres inversores con las manos vacías. Resulta evidente que hay que ser una gran empresa o tener mucha reputación para mantener este truco durante mucho tiempo, como fue el caso de Bernard Madoof.

¿Cómo se puede reconocer una estafa piramidal?

Hay una serie de indicios que nos pueden llevar a prevenir o identificar un esquema Ponzi. Lo primero es que ofrecen un porcentaje muy alto de beneficios. Parece de perogrullo decirlo, pero hay gente que cae en la trampa con un señuelo tan obvio. Nadie te va a dar más que un buen banco por depositar tu dinero, menos si eres un desconocido, porque el riesgo es demasiado alto para asumirlo. Así que si ves a alguien que piensa aprovecharse de un tonto que le da un 25% por su dinero, a lo mejor el tonto es el que da el dinero.

FOTOS: Los mayores artistas del engaño y la estafa

En muchas ocasiones los estafadores se presentan como traders, inversores profesionales o directivos de empresas potentes que te aseguran que obtendrás beneficios con un 100% de seguridad. Si alguien te da esa seguridad sal corriendo porque tendrás delante a un inversor inconsciente y temerario o a un timador que te quiere meter en una pirámide. Ten en cuenta que ni los mejores brokers te pueden dar esa probabilidad de éxito.

Otro detalle que debe hacer saltar las alarmas es que te ofrezcan un trato preferente si convences a familiares o amigos para que inviertan. Lo que suelen decir es que te llevarás un porcentaje de los beneficios que generen los fondos de los nuevos clientes que tú mismo traigas. En parte es cierto, porque cuando llegue la hora de cobrar verás más dinero, pero hay que tener claro que esos euros vienen directamente del dinero de tu amigo o de tu familiar. El verdadero beneficiado es el timador que no tendrá que preocuparse en buscar nuevas víctimas para mantener el timo en funcionamiento.

Quizá lo más desconcertante es que al principio todo parece ir bien y la gente va cobrando lo que se le ha prometido. Muchas víctimas no desconfían, y ni siquiera se plantea que esté siendo objeto de una estafa, porque ve que la gente cobra. Lo que no sabe el nuevo inversor es que él está pagando esos supuestos beneficios a los primeros inversores. Si se dan todos estos puntos y todo va bien, ten la seguridad de que estás siendo estafado y que en cualquier momento el timador saldrá corriendo con el dinero, destapando la estafa cuando los primeros inversores dejen de recibir los supuestos ingresos.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018