Excite

Los bancos temen las consecuencias de la nueva bomba de Wikileaks

La nueva bomba de Wikileaks estallará en el corazón del sistema financiero. La lista de evasores fiscales que el ex-banquero suizo Rudolf Elmer ha entregado a Julian Assange puede provocar un terremoto entre la clase bancaria si finalmente llegan a hacerse públicos los nombres de los 2.000 titulares de cuentas en el paraíso fiscal de las Islas Caimán.

Y es que lo que realmente está en juego es el concepto de secreto bancario, todo un lema de los bancos que aprovechan las grandes fortunas para esquivar al fisco. Si Wikileaks hace público el nombre de estos evasores, no sólo se iniciarán investigaciones judiciales, sino que el secreto bancario quedará muy tocado y es posible que la banca pierda autonomía.

Al ciudadano de a pie, estas consecuencias de Wikileaks pueden sonarle a buenas noticias, porque Hacienda somos todos y con la que está cayendo nunca viene mal una pequeña revancha moral contra aquellas rentas altas que desvían su patrimonio a paraísos fiscales para no cumplir con sus obligaciones.

Sin embargo, es posible que las revelaciones de Wikileaks acaben por afectarnos a todos. Y es que el secreto bancario, aunque sea en menor medida, nos protege a todos y nos mantiene al margen de la mirada pública en nuestra relación con las entidades financieras. Nuestros hábitos o debilidades económicas quedan entre nosotros y el banco gracias a una cláusula de confidencialidad que está a punto de saltar por los aires.

Además, la filtración del ex-banquero suizo no ha pasado por el tamiz de la justicia, por lo que pondrá en el punto de mira a un buen puñado de personas físicas. Ellos son millonarios, sí, y posiblemente no nos importe mucho. Pero, ¿qué pasará si algún día alguien nos prejuzga como delincuentes y publica nuestra información financiera, o la de nuestras empresas o instituciones?.

Por todo ello, la filtración de cuentas evasoras abre un interesante debate sobre las consecuencias de Wikileaks. ¿Son las filtraciones un medio beneficioso para todos los ciudadanos?. Puede que sí en el corto plazo, pero no sabemos qué ocurrirá a largo plazo.

Imagen: Wikimedia Commons

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017