Excite

Consejos para contratar un crédito rápido

Cuando el agua llega al cuello cualquier solución parece buena, pero hay que andarse con cuidado antes de firmar papeles. No existe un remedio perfecto e inmediato para los problemas financieros, así que hay que extremar la precaución con los deslumbrantes créditos rápidos.

En primer lugar hay que poner en tela de juicio el mismo nombre de estos productos ofrecidos, en la mayoría de los casos, por empresas intermediarias. Su publicidad agresiva anuncia la concesión de préstamos en 24 ó 48 horas, pero no es cierto.

Los supuestos créditos rápidos tardan un mínimo de una semana en ser gestionados y sólo son concedidos 24 ó 48 horas después de que la solicitud sea aceptada. Antes, la entidad intermediaria estudia el caso del cliente y la única diferencia respecto al préstamo bancario es el riesgo asumido y el mayor tipo de interés.

Así que el tiempo no debe ser el factor que nos decida a contratar un crédito rápido. Conviene estudiar nuestro caso y valorar otras opciones como aplazar pagos con la tarjeta de crédito, reestructurar la hipoteca o pedir dinero a familiares.

Si de todos modos acabamos por contratar un crédito rápido, resultará esencial estudiar las condiciones, teniendo en cuenta el TAE anual, así como los plazos de devolución, las comisiones de apertura y cancelación o los gastos de gestión.

Los préstamos online son los mejores créditos rápidos, pues evitando gastos de personal ofrecen unas condiciones más atractivas. Esta opción es ofertada por entidades intermediarias y por las filiales electrónicas de las entidades bancarias.

Imagen: quaziefoto en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017