Excite

Consejos para reducir a la mitad la factura de la electricidad

No importa cuál es tu excusa para gastar menos en el recibo de la luz, ahorrar siempre es algo positivo tanto para el bolsillo como para el medio ambiente. Es bueno para nosotros porque lucharemos contra las subidas de tarifas y tendremos más dinerito en la cartera a final de mes (algo que los consumidores de energía españoles saben pero que muy bien), y es bueno para el entorno porque estaremos machacando menos la naturaleza ya que las fuentes energéticas que se usan actualmente siguen siendo poco respetuosas con el medio.

    Twitter - bombillamundo

Haz una lista de lo que más gasta

Antes de ponerse a recortar gastos, lo ideal es hacer una lista con los cacharros que más gastan. Así podremos identificar los "agujeros de gusano" que se comen la luz en mayor cantidad y, por consiguiente, los electrodomésticos que más dinero chupan a través de la factura. Como bien saben muchas familias españolas, lo que más gasta en una casa es la calefacción. Hasta un 50% del recibo se puede ir en calentadores y estufas eléctricas, una minucia frente al 1% que supone el aire acondicionado.

Le sigue, con un 20% aproximadamente, el termo eléctrico. Ya sabéis, los que tiráis de la corriente eléctrica para calentar el agua estáis gastando de media poco menos de la cuarta parte del recibo de la luz. Si sois de los que pasáis del gas y además del termo también tenéis cocina eléctrica, a ese 20% habría que añadir en torno a un 7% más, que es lo que chupan las vitrocerámicas. El otro cuarto de factura que falta hay que adjudicárselo al resto de electrodomésticos, siendo los que menos gastan los ordenadores (1,5%) y los que más: la lavadora (2,5%), la tele (2,6%) y el frigo (6,5%).

Échale un vistazo a tu casa

Como puede comprobarse, no se puede recortar mucho de lo que más gasta, ya que calentarse y comer es fundamental. Tampoco sirve de mucho eso de vivir a oscuras si queremos dar un bajón a la factura de la luz porque la iluminación de la casa no supone ni el 5% del gasto total de energía eléctrica. Lo que si podemos hacer es ver qué cambios podemos hacer en nuestro hogar, aunque en principio supongan un desembolso. Más que gasto, digamos que suponen una inversión porque a medio y largo plazo se terminan amortizando.

Hablamos de gasto en aislamiento, por ejemplo. Aislar la casa puede conllevar un gasto grande en principio, pero para las familias que tienen calefacción eléctrica es la mejor de las opciones. Con una casa bien aislada, se necesita usar menos la calefacción o el aire acondicionado, pudiéndose reducir hasta en la mitad el gasto en este sentido. Si ya se quiere rematar la jugada, lo suyo es darle la patada a los viejos electrodomésticos y cambiarlos por cacharros eficientes de gama A (más caros, pero gastan bastante menos).

FOTOS: Métodos para ahorrar dinero en las facturas de telefonía, luz, agua y gas así como ahorrar combustible

Modifica algunos hábitos

Además de aislar la casa y dar el cambiazo a los electrodomésticos, se puede optar por colocar bombillas de bajo consumo, algo que puede disminuir en un 90% lo que gastas en iluminar la casa. Pero lo que es realmente efectivo es cambiar los hábitos de consumo, algunos simples e inconscientes pero que son mortales para nuestro bolsillo, como no apagar los aparatos cuando no los estamos usando. Dejar los cacharros en stand-by supone casi el 2,5% de la factura de la luz, lo mismo que gasta la lavadora o la tele y algo más de la mitad de lo que gastamos en iluminar la casa.

Apagar y desenchufar los electrodomésticos puede ahorrarnos uno de cada 10 euros que nos dejamos en la factura de la luz. Alucinante, ¿verdad? Un 10% nos podemos ahorrar tan solo con cambiar un hábito tan tonto como dejar en stand-by la tele, la radio, el ordenador y demás aparatos. Otros hábitos que podemos modificar son los relacionados con los cacharros que más se usan o más gastan: calefacción y, en menor medida, la iluminación. Bueno, pues ahorrar en estos dos conceptos es tan fácil como aclimatar la casa manualmente (abriendo-cerrando ventanas y subiendo-bajando persianas según el momento del día) y aprovechar la luz solar al máximo (por ejemplo, colocando el mobiliario más frecuentado cerca de las ventanas).

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017