Excite

Crisis de los bancos: las tres opciones de CAM

El Banco de España todavía no sabe cómo va a resolver el enigma de la CAM, pero una cosa tiene clara: la Caja Mediterráneo acabará teniendo el 10% de core capital que exige el regulador. Así lo ha asegurado el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, quien no ha cerrado ninguna puerta solucionar el futuro de la caja alicantina.

A día de hoy el abanico de posibilidades sigue abierto y todavía se busca la mejor manera para inyectar los 2.800 millones de euros que la CAM necesita. Tanto el capital público como el capital privado pueden ayudar a superar este nuevo episodio de la crisis de los bancos y cajas de ahorros españoles.

Y es que ni el Banco de España ni la CAM quieren que la inyección económica provenga íntegramente del FROB. La caja alicantina prefiere la entrada de un socio minoritario que se haga con el 20% del capital de la caja, una situación que rebajaría el core capital exigido del 10% al 8%. Con esta jugada, la CAM o el Estado se ahorrarían unos 1.000 millones de euros.

Sin embargo, no será sencillo convencer a una de las grandes entidades para que eche una mano en la jugada. La crisis de los bancos no permite demasiadas alegrías, por lo que los directivos de la CAM ya estudian otras alternativas que eviten la nacionalización de la caja alicantina.

Una posibilidad factible es la venta de activos, como la red de oficinas o la base de depósitos, con el objetivo de reducir el tamaño de la caja. De esta manera, la CAM tendría que pedir menos dinero al FROB para cumplir con las exigencias de capital y esquivaría en última instancia la nacionalización.

Una nacionalización que se hará efectiva si la CAM no encuentra socios o compradores para sus activos. Tras la inyección de 2.800 millones de euros, el Estado pasaría a controlar el 60% de la caja y lo más probable es que acabara sacándola a subasta para acabar con el problema de una vez por todas.

Imagen: saladeprensa.cam.es

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017