Excite

¿Cuáles son los riesgos de trabajar 'en negro'?

Trabajar 'en negro' es de las peores situaciones laborales que pueden darse en una sociedad moderna; no solo porque sea indignante para el trabajador, que puede verse abocado a la explotación y al desamparo en algunos casos, sino porque repercute negativamente en el conjunto de la comunidad. Primero porque un trabajador 'en negro' no cuenta con la protección debida por parte de la Seguridad Social, y segundo porque todo lo que no se declara, ya sea por parte del trabajador o del empresario, no revierte en los ya mermados servicios públicos, como son la educación o la sanidad.

    Getty Images

Pero trabajar sin contrato o cobrar parte del sueldo bajo cuerda son prácticas que se dan demasiado a menudo en gran parte del sector empresarial español. En este sentido, estudios independientes afirman que una quinta parte de los trabajadores españoles reconoce haber cobrado 'en negro' alguna vez, mientras que un informe del Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC) asegura que ya son más de dos millones los trabajadores que cobran 'sueldos en B' desde que estalló la crisis económica.

Lo peor es que esta situación se extiende a cualquier ámbito laboral, sin importar la cualificación o el currículum. Camareros, repartidores, administrativos, arquitectos, ingenieros... el empresario que prefiere que sus empleados trabajen en 'en negro' no hace distinciones por escalas ni categorías. Y lo peor es que, ya sea por miedo a perder poder adquisitivo o incluso quedarse sin el puesto de trabajo, en muchas ocasiones los trabajadores no pueden quejarse aunque sepan los riesgos que corren trabajando 'en negro'.

Trabajar 'en negro' es ilegal

De entrada, trabajar 'en negro' es trabajar al margen de la legalidad, por lo que el primer peligro que enfrenta un trabajador en esta situación es tener que vérselas con la justicia. Esta condición se aplica también al empresario, ya que puede ser objeto de multas considerables por tener bajo su mando empleados en situación irregular, sin contrato o cobrando la totalidad o parte del sueldo 'en negro'.

FOTOS: Los peores trabajos del mundo que puedas imaginar

Adiós a las prestaciones sociales

Más allá del fraude fiscal, cobrar 'en negro' y trabajar sin contrato supone no cotizar. Al no estar dado de alta en la Seguridad Social, se pierden todos los derechos derivados de la actividad laboral regulada, como pueden ser los subsidios por incapacidad, las prestaciones por desempleo, algunos servicios sanitarios relacionados, y, quizá lo más importante, se perjudica gravemente al sistema público de pensiones.

Precariedad laboral

¿Quién no ha oído alguna vez eso de "si no lo hago yo lo hará otro por menos"? Bien, esto es así hasta cierto punto, pues trabajar 'en negro' no te asegura ni el salario ni el puesto de trabajo. El trabajador que sufre esta situación no puede ponerse enfermo o tener un accidente, ya que puede ser reemplazado sin ningún problema; además no tiene garantías ante un posible despido improcedente o cualquier abuso por parte de la empresa.

El trabajador puede denunciar

El dinero percibido 'en B' no es motivo de sanción para el trabajador si éste lo declara pertinentemente y denuncia la situación ante el SMAC o cualquier juzgado de los Social de su provincia. Dado el caso, la Agencia Tributaria puede solicitar a la empresa que justifique el salario en cuestión, y si ésta no puede cargará con toda la responsabilidad. Para cualquier duda sobre el proceso, el ministerio de Empleo dispone de una web informativa donde también se puede realizar una denuncia anónima.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017