Excite

¿Cuántas bacterias tienen los billetes y las monedas que tocamos?

Todos los días manejamos dinero, ya sea en forma de billetes o de monedas, enfrentándonos a más de 26.000 tipos diferentes de bacterias que pueden poner en riesgo nuestra salud. Aunque parece ser que el papel moneda es particularmente amigo de las bacterias por sus materiales, no hay que restarle importancia al poder transportador de las monedas. No importa el tamaño, hasta un mísero céntimo puede contener vete tú a saber qué. Pero que no cunda el pánico, pues un simple lavado de manos a base de jabón es suficiente para combatir los microorganismos.

    Twitter - elconfidencial

Y es que ya nos lo decían de pequeñitos, que nos laváramos las manos después de andar tocando el dinero. Nuestros cerebros inconscientes pasaban de este imperativo higiénico como de cualquier otra advertencia paternal; vamos, que tocábamos un billete o un puñado de monedas y acto seguido nos llevábamos las manos a la boca o a los ojos. Pero estamos aquí para contarlo, estarás diciendo... Sí, pero piensa cuántas infecciones oculares o problemas digestivos has tenido y que no sabes a qué atribuir. ¡Ajá, las bacterias del dinero!

Algunos billetes contienen hasta heces

En las monedas y los billetes que manejamos a diario hay más bacterias que un inodoro. Aunque suene desagradable, es la realidad. Algunos estudios han descubierto todo tipo de sustancias y fluidos en los billetes que pasan por nuestras manos. En ocasiones se han encontrado incluso restos de residuos fecales, quizá de algún billete encontrado en la vía pública o en la basura. Así que ya sabes, si te topaste con un billete de 20 euros en la calle mejor que lo metas en agua con jabón si no quieres poner perdida tu cartera de porquerías varias.

La droga es otra de las compañeras de los billetes, especialmente la cocaína. Se calcula que en España (principal país consumidor de cocaína) nueve de cada diez billetes en circulación tienen restos de esta sustancia. Qué cosas, resulta que los billetes con los que hacemos la compra son bombas de mierda y droga que pueden explotar en cualquiera de nuestras manos, y luego transmitirse a nuestra piel, nuestro estómago o nuestros ojos, por decir las principales zonas que suelen quedar afectadas por infecciones derivadas del uso de billetes y monedas.

FOTOS: Los billetes más bonitos del mundo

La higiene es fundamental

Hay que poner por encima de todo la higiene para reducir la exposición a toda las guarrerías que viajan en el dinero, especialmente si trabajamos en el sector de la hostelería. Agua y jabón, señores; nada de darle el cambio a un cliente y ponerle la tapita al siguiente sin lavarte las manos (aunque también puedes pasarte una toallita o echarte un poco de gel antibacteriano). Lo mismo se podría decir de los cajeros en los supermercados, ya que manejan productos alimentarios y cantidades enormes de dinero cada día. Parece fácil, ¿no? Basta con ser un poco más cuidadoso con la higiene y punto.

Pues no, no es tan sencillo, ya que, aunque siete de cada diez españoles es consciente de la cantidad de suciedad que hay en el dinero, solo ocho de cada cien se lava las manos después de manipularlo. Es más, somos más escrupulosos con la higiene cuando se trata de tocar mascotas o viajar en el bus. Qué le vamos a hacer, somos así, sabemos que el dinero es antihigiénico pero preferimos no pensar en ello o, peor aún, imaginarnos dónde habrá estado antes de llegar a nuestras manos. Ay... ¿qué se puede hacer?; sabemos que el dinero es malo para la salud, pero nos gusta usarlo y nos da pereza lavarnos las manos. La solución: usar tarjeta.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018