Excite

¿Cuánto cuesta mantener a los políticos en España?

  • Facebook

Existe la creencia generalizada de que en España sobran cargos públicos, una idea que tiene cierta base en los diagnósticos de politólogos, periodistas y colaboradores de plató. Es difícil calcular con exactitud el número de políticos que comen directa o indirectamente de la proverbial teta del Estado, pero los entendidos en el tema aseguran que es una cantidad de seis dígitos y, peor aún, es una cifra que tiende a subir con los años aunque a una velocidad moderada.

La estimación actual es de 150.000 cargos públicos (muy por debajo del casi medio millón indicado por otras fuentes), algunos por el mandato de las urnas y otros por obra y gracia de los dedazos. Esto sitúa a España entre los países europeos con más políticos percápita, superando hasta en cinco veces el cuerpo político de democracias tan antiguas como la británica. Pero en este caso la cantidad no es sinónimo de calidad y los noticiarios dan buena cuenta de ello.

En este punto los números dicen mucho, y no es cuestión de si 150.000 cargos públicos son muchos o pocos. La historia es si es eficiente y económico tener tanta gente chupando del bote. Si nos fijamos en cómo funciona Reino Unido, con unos 20 millones de habitantes más que España y una quinta parte de la plantilla pública española, la respuesta es obvia: no, no son ni eficientes ni económicos. Es más, son unos corruptos... bueno, no todos, pero los que los que trincan son unos chorizos de tomo y lomo.

FOTOS: 8 casos de puertas giratorias en España

Ahí está el meollo, en la corrupción, ya que la factura del ciudadano medio no consta solo de los sueldos y dietas de los cargos públicos. Son miles de millones de euros que hemos apoquinado entre todos para que estos señores y señoras de la vida pública vivan a cuerpo de rey. Ellos y sus parientes, pues ya sabemos que en España la clase política gusta de viajar acompañada a cuenta del contribuyente, al contrario que en los países norteños (como Alemania) donde las parejas de los altos cargos se pagan sus billetes.

Pero dejemos a un lado la corrupción, que nos subiría el coste de la factura unos 8.000 millones de euros, y centrémonos en lo que nos cuesta a los españoles mantener a los políticos. El desglose anual quedaría así: unos 1.000 millones de euros en salarios y pensiones, entre 150 y 300 millones en asesores (esta cantidad es imposible de calcular), más de 100 millones en subvenciones a partidos (varía según el año), algún que otro millón en coches oficiales y vacaciones presidenciales... y la lista sigue, pero no llega ni a la mitad de lo que nos cuesta la corrupción.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017