Excite

¿Cuánto cuestan al año las autonomías en España?

  • Twitter - navarres

El sistema autonómico que conocemos a día de hoy no es, como se cree popularmente, algo nacido de las manos de los padres de la Constitución del 78. En realidad, estos señores tomaron prestada la estructura autonómica del proceso constitucional republicano de 1931, momento histórico en el que por primera vez se puso sobre la mesa la cuestión federal del estado español y la creciente disonancia entre los nacionalismos (especialmente el vasco y el catalán) y el reino de España.

Con la muerte de Franco, y al calor de una transición política de dudoso corte democrático, se retoma el espíritu descentralizador previo a la guerra del 36, dando así vía libre a la creación de las 19 entidades autónomas (incluyendo las ciudades de Ceuta y Melilla) que conforman actualmente el paisaje administrativo nacional. Un proceso en el que el Estado ha ido transfiriendo diversas competencias y cierto grado de autogobierno a las comunidades españolas que las han ido solicitando.

Todo esto de descentralizar y dar competencias está muy bien, pero hay que tener en cuenta que el mantenimiento de estas estructuras no es gratis. Entre el sueldo de los cargos públicos y el mantenimiento de las instituciones, la broma nos sale por una media anual de 170.000 millones de euros, aunque la cifra varía dependiendo del año. Las que más caras salen son Navarra (con diferencia), Euskadi y Cataluña, frente a Andalucía, Valencia y Madrid, que son las que menos gasto generan.

FOTOS: ¿Quienes son los presidentes mejor pagados del mundo?

Para ilustrarlo mejor, estos 170.000 millones de euros anuales de media que cuesta el mantenimiento de nuestro querido estado autonómico suponen para cada familia española un sueldo de mileurista cada mes (sí, unos 12.000 euros anuales), y eso sin contar con la ya asumida corrupción sistémica y política del país. Una lacra insoportable que, sumando solo las tramas conocidas hasta la fecha, elevaría la factura encasquetada al contribuyente cerca de 8.000 millones de euros.

Este coste desorbitado es una de los argumentos que usan los amigos de la centralización del Estado para abogar por el desmantelamiento de las autonomías. Pero parece que su eliminación no es posible, o al menos no tan fácil como cargarse las diputaciones, ya que haría falta un acuerdo inter-autonómico que diera paso a una reforma constitucional. Algo impensable, visto el independendentismo catalán o el secuestro institucional en Andalucía (por poner algunos casos particulares)... aunque el amor de ciertos culos por ciertos asientos es generalizado en España.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018