Excite

¿Cuánto cuestan al año los coches oficiales en España?

  • Twitter - parkingsevilla5

Una de las demandas de los partidos emergentes es la reducción de gastos que no son del todo necesarios para el desempeño de los cargos públicos, como es el caso de la subvención de sus desplazamientos en forma de "tarjeta taxi" y coches oficiales. En lo referente a los coches oficiales, es un plus del que disfrutan ciertos diputados: los miembros de la Mesa del Congreso, los portavoces de los grupos conformados en la Cámara, y los presidentes de las comisiones parlamentarias.

Una ventaja que corre a cuenta del contribuyente y de la que disfrutan también los máximos responsables del sector público empresarial y los altos cargos de la Administración General del Estado, incluso los destinados en el extranjero. Sirva de ejemplo el Embajador Jefe de la Delegación Permanente de España ante la OCDE que, además de contar con dos empleados del hogar por la jeta, tiene a su disposición un coche oficial 24 horas diarias con chófer incluido. Todo a costa de los Presupuestos Generales del Estado.

Que los coches oficiales (y el sueldo de los chóferes) los pagamos entre todos los españoles está claro, lo que no es tan fácil de definir es cuánto nos cuesta los desplazamientos oficiales de sus señorías. Aunque se supone que todo está más que presupuestado, la transparencia en estos casos brilla por su ausencia. No importa que España esté en el ránking de los países con más coches oficiales per cápita, aquí no se estila el complejo arte de presentar las facturas a la ciudadanía.

FOTOS: Medidas económicas y por el empleo de los programas electorales

Pero, a pesar de las trampas presupuestarias y la falta de transparencia, se puede hacer alguna que otra estimación. Según diversas fuentes digitales, contrastadas con investigaciones privadas, en España hay poco más de 20.000 vehículos oficiales (con y sin chófer incluido) desperdigados sin control por diferentes organismos estatales y empresas de titularidad pública. Al parecer, en los últimos años se ha ido reduciendo la cantidad, pero apenas suponen un 4% del total.

Las cifras sobre la facturación bailan aún más si cabe, y se habla de millones como de kilos de tomates. Hasta 1.200 millones anuales ha llegado a costarnos durante el mandato de Rajoy la motorización de los altos cargos del Estado y demás agraciados relacionados con el ámbito público de similar posición. Más de mil millones de euros anuales, de los cuales 60 millones corresponden a combustible, 200 millones se van en talleres (incluyendo la ITV) y algo más de 800 millones se lo come el personal ligado a los vehículos.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018