Excite

¿Cuánto dinero pierden PP y PSOE por culpa de Podemos y Ciudadanos?

  • Twitter - bezdiario

En 2011 se reformó la ley electoral que desde 1985 regulaba, entre otras cosas, el dinero que el Estado debía dar en concepto de subvención a los partidos que llegaban al Parlamento. La actualización en este sentido no se produjo solo para cambiar las pesetas a euros, sino que también se aprovechó para aumentar las cantidades estipuladas por escaños obtenidos y votos recibidos en el Congreso y el Senado.

Las cifras aumentaron considerablemente con la reforma de 2011, que pasaron del millón y medio de pesetas por escaño (unos 9.000 euros) a los 21.167,64 euros que se agencian ahora por cada asiento conseguido en el Congreso de los Diputados o en el Senado. Sí, las subvenciones han subido más del doble. No sabemos qué cálculo habrán hecho para justificar la subida, pero seguro que no han contado con el IPC, porque si no habrían hecho igual que con las pensiones y habrían aplicado solo un 0,25%.

Pero hay más. Si 21.000 euros por escaño te parece una barbaridad, espera porque además se llevan 0,81 euros por voto recibido de cada lista con presencia en el Congreso y 0,32 euros por cada voto obtenido por los candidatos con asiento en el Senado. Si fuera poco, los partidos con representación en el Parlamento también tienen derecho a una subvención para costear el correo de propaganda electoral.

Es llamativo que tanto la promulgación de la Ley en 1985 como la reforma de la misma hace apenas cuatro años hayan tenido lugar en momentos clave. En el primer caso, la promulgación se hizo después de una mayoría absoluta enorme del PSOE con 202 escaños en el Congreso, esperando ingresar quizá cerca de 300 millones de pesetas en las elecciones de 1986; pero se dieron un tortazo y obtuvieron 184 escaños.

En el segundo caso, el artífice fue también el PSOE. Pero lo curioso es que la reforma de la Ley, con las subidas mencionadas antes y la inclusión de una subvención para el Parlamento Europeo (32.500 euros por escaño y 1 euro por voto) se hizo durante el último año de mandato de Zapatero, con España en plena crisis y sufriendo los primeros recortes. Mientras los españoles empezaban a ver el precipicio, el PSOE se aseguraba que la galleta electoral no supusiera una merma en subvenciones, aumentándolas por Ley.

Tampoco hay que olvidar al Partido Popular, que no dijo nada de esta subida de las subvenciones mientras se les calentaba la boca hablando de la mala gestión de Zapatero y la crisis. Claro, tampoco podían quejarse pues como Alianza Popular llevaban desde 1985 ingresando sus buenos cientos de millones de pesetas, y como PP no iban a evitar una reforma que iba a suponer un pelotazo de cara a las siguientes elecciones europeas y nacionales.

FOTOS: ¿Qué proponen en materia económica los partidos que se forran con el dinero de todos?

Y todavía no hemos hablado de la ley de financiación de partidos políticos de 2007, también elaborada durante el Gobierno de Zapatero. Tampoco hemos mencionado las subvenciones autonómicas, las ayudas de Interior, o las subvenciones contempladas en el Reglamento del Congreso que otorga a cada grupo parlamentario cerca de 30.000 euros al mes, más de 1.600 euros mensuales a cada diputado, casi 350.000 euros anuales por cada grupo parlamentario... y mejor no seguir.

Millones y millones para los partidos por doquier! Sí, estamos hablando de mucho dinero. Pero como la cuantía de las subvenciones está sujeta a los resultados electorales, es obvio que PP y PSOE han sido los grandes perdedores de estas últimas elecciones del 20D; y hay dos ganadores: Podemos y Ciudadanos. Con la entrada en el Parlamento de los grupos morado y naranja, el partido de Pedro Sánchez dejará de recibir unos cuatro millones de euros, mientras que el Partido Popular dirá adiós a algo más de diez millones.

Debido al nuevo panorama político en el Congreso, Pablo y Albert van a ver cómo empiezan a subir los ceros en las cuentas de sus respectivos partidos. El Bipartidismo ya no es aquel gigante "agonías" que engullía todo a cara de perro, y tendrá que hacer sitio en la mesa para que coman más. Estamos hablando de una pérdida de más de 80 escaños y cinco millones de votos, que en euros son poco más de 15 millones. Aunque la galleta gorda se la lleva el PP, que dejará de percibir un tercio de los 30 millones que se agenció en las elecciones de 2011.

Y cuánto se llevarán los luchadores contra el Bipartidismo. Quizá es el partido liderado por Rivera el más favorecido, pues los apenas 1.800.000 euros anuales disponibles se verán incrementados con los ocho millones que recibirán este año por subvenciones. Aunque Podemos, si aglutinamos al resto de partidos regionales de su marca blanca, no se queda atrás con un presupuesto propio de más de 2,5 millones de euros y una lluvia subvencionada de millones.

Además de las subvenciones procedentes de los parlamentos autonómicos, el partido de Iglesias se llevará a la saca este año casi 14 millones de euros, junto con los ingresos de Compromís, En Marea y En Comú. Parece que Podemos se va a poner morado de verdad, pero no hay que olvidar que forma parte de varias coaliciones, y toca a repartir entre muchos. Tampoco hay que olvidar que las marcas blancas de Podemos podrían formar grupo parlamentario propio, por lo que esos 14 millones se quedarían en ocho, que tampoco está nada mal.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017