Excite

¿Cuánto se ahorra realmente comprando marcas blancas en el supermercado?

Con la crisis económica las marcas propias de cada supermercado se han colado en la cesta de la compra de muchas familias. Desde 2008 las ventas de las marcas blancas han ido incrementando su cuota hasta llegar al 38% del volumen del mercado en 2013; porcentaje que retrocedió cuatro puntos el pasado año y que se mantiene estancado en 2015. A grandes rasgos, estos datos indican que uno de cada tres productos que nos llevamos a casa es de marca blanca, sobre todo productos domésticos y de comida enlatada.

    Getty Images

La razón de esta subida en las ventas de productos de marca blanca es su bajo precio, algo que se agradece en tiempos de crisis. Las marcas blancas no invierten apenas, ni en publicidad ni en desarrollo, lo que posibilita la distribución y venta a precios muy asequibles tanto para el supermercado como para el consumidor que necesita ahorrar. Pero, ¿se ahorra realmente comprando productos de marca blanca?

¿Salen baratas las marcas blancas?

Según la OCU, comprar marcas de distribuidor supone entre un 35% y un 45% de ahorro, incluyendo las diferencias entre centros comerciales o tipo de producto. En las grandes ciudades esto se traduce en un ahorro de 2.500 euros de media cada año. Pero estos datos son válidos solo para los productos de marca blanca más demandados, es decir, los mejor valorados por los consumidores por su relación calidad-precio: congelados, helados, café y comida enlatada (atún, legumbres).

Dicho esto, hay que resaltar que el precio de estos productos ha comenzado a ascender. Se calcula que el porcentaje se ha incrementado en dos puntos respecto al año anterior, lo que ha supuesto una reducción del 6% entre los precios de las marcas de distribuidor y las marcas de fabricante. Si a esto le añadimos que el poder adquisitivo de los hogares españoles ha descendido este año casi cuatro puntos, puede que las marcas blancas empiecen a desaparecer de la cesta de la compra y los consumidores vuelvan a las marcas de toda la vida.

FOTOS: ¿Cuáles son las marcas reales detrás de Hacendado?

La relación calidad-precio

Aunque lo más probable es que falte bastante tiempo para que esto ocurra mientras la relación entre calidad y precio se mantenga en unos límites aceptables (y el poder adquisitivo siga estancado en niveles tan bajos). La crisis va para largo, y nadie está dispuesto a pagar más por un producto de calidad similar tan solo por la marca.

Independientemente de la calidad, por el momento sigue saliendo a cuenta dejar un hueco en la cesta de la compra para las marcas blancas. Como mínimo nos podemos ahorrar una tercera parte de lo que gastaríamos si compráramos solo marcas de fabricante: unos 1.000 euros anuales en la mayoría de las ciudades y hasta 3.000 euros en la capital.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017