Excite

¿Cuánto van a bajar las pensiones en España en los próximos años?

  • Getty Images

La mayoría de los partidos políticos españoles son reticentes a tocar el sistema de pensiones. Eso sí, todos hablan de subir progresivamente las pensiones, un poquito cada año y mirando si se puede el IPC. Pero nadie se atreve a poner sobre la mesa la necesaria reforma del sistema de pensiones, un sistema que necesita ajustes a corto plazo si no queremos que sus cimientos se vengan abajo.

Y es que el valor de las pensiones se hundirá si seguimos depositando su peso sobre el reparto público y las cotizaciones de afiliados a la Seguridad Social. Eso es al menos lo que puede intuirse echando un vistazo al último informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos. Según la OCDE, la sostenibilidad del sistema de pensiones español está en peligro, y habría que realizar algunos cambios a medio plazo para que las pensiones le cuesten menos al Estado.

Está claro que todos queremos mantener la calidad de vida de los jubilados, pero el endeudamiento del sector público y las transformaciones demográficas (incluyendo el aumento de la esperanza de vida) obligará a los próximos gobiernos a realizar serios ajustes. Seguro que no va a ser fácil de cara al futuro, y menos teniendo en cuenta el desequilibrio existente entre sueldos y pensiones que hay en España.

Se espera que para mediados de siglo la pérdida de poder adquisitivo de los jubilados supere en un 50% al de los actuales pensionista. ¿Por qué tendrán los jubilados de 2050 la mitad de dinero real que los de 2015? Fácil, porque depositamos todo el peso del sistema de pensiones sobre el reparto público y las cotizaciones, y la previsión es que la relación de jubilados frente a trabajadores activos pase del 30% actual a casi el 70%. Si a esto le añadimos la subida acumulada del IPC durante 35 años apaga y vámonos.

FOTOS: ¿Cuáles serán las pensiones de Merkel, Legarde, Rajoy u Obama?

Desde la UE se propone la implementación de sistemas mixtos, es decir, que se complementan los recursos públicos con programas de ahorro privados para afrontar la creciente brecha entre sueldos y pensiones. Y no es mala idea, porque las alternativas que tenemos en España son difícilmente realizables: o mantenemos el equilibrio entre jubilados y trabajadores activos, o habrá que aumentar enormemente el gasto público (que saldrá del ya machacado bolsillo del contribuyente) para mantener las condiciones actuales del sistema de pensiones.

Pero lo gracioso es que los políticos españoles no hablan ni de subir el porcentaje del PIB para pensiones, ni de los sistemas mixtos privado-público, ni de combatir la devaluación de las pensiones frente a las subida del IPC, ni de revisar el porcentaje del último salario que se percibe como pensión (que en España es del 82%)... No, no oirán a PP, PSOE, Ciudadanos o Podemos hablar del descalabro de las pensiones porque no les votaría nadie, y mucho menos los jóvenes de entre 20 y 35 años.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017