Excite

Defraudar a Hacienda: Multas, sanciones y cárcel

Todos los días podemos ver en los medios de comunicación o incluso, en nuestro entorno cercano, ciudadanos que intentan, de formas muy variopintas, no pagar sus obligaciones fiscales. Sin embargo, tener cuentas pendientes con la Agencia Tributaria no es una situación agradable, ya que defraudar a Hacienda deviene en multas, sanciones y en algunos casos, penas de carcel.

Consecuencias del fraude fiscal

El fraude fiscal se entiende en España como el incumplimiento de las obligaciones fiscales, pero hay que diferenciar la infracción administrativa del delito fiscal. Aunque la diferencia es fundamentalmente económica, es decir, depende de la cantidad defraudada (hasta 120 mil euros la sanción será solo administrativa); también se valora la intencionalidad, esto es la conducta deliberada tendente a cometer dicho fraude.

Sanciones económicas

En primer lugar, cualquier contribuyente que oculte datos a la Agencia Tributaria puede ser sancionado, por lo que incluso un fallo a la hora de hacer la declaración de la renta como poner una casilla equivacadamente, podría conllevar sanción. Pero eso sí, a la hora de defraudar a hacienda, las multas puedes ser muy diferentes.

En el caso señalado, al igual que en otros muchos donde existe una cantidad evaluable de dinero "no declarado", la sanción económica será una parte proporcional de la misma. Así, si Hacienda descubre que no hemos pagado 2000 euros, la multa será del 50 por ciento, por lo que deberemos pagar 3000 euros (2000 que se debían más 1000 de multa).

Infracciones graves y muy graves

Ante cantidades que superan los 3000 euros defraudados, se considerará una infracción grave, por lo que la base o parte proporcional sobre la que se calcula la multa ascenderá. Si la administración tributaria comprueba (y demuestra) que además se han usado medios fraudulentos, como por ejemplo documentación falseada, la multa se incrementará de forma muy importante.

Cárcel para los defraudadores

Tal y cómo se ha señalado antes, en casos dónde se superan ciertas cantidades o los procedimientos son especialmente irregulares, se contempla la posibilidad del delito fiscal por parte de la Agencia Tributaria. Así que si estamos pensando en defraudar a hacienda, las multas puede que no sean nuestro único castigo, sino penas de entre uno y cinco años de cárcel, que son las que contempla el Código Penal para este tipo de delitos económicos.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018