Excite

¿Es posible dejar en herencia a un solo hijo todos los bienes testamentarios?

Son muchas las preguntas que se formulan a la hora de elaborar los primeros bocetos de un testamento. Algunas dudas están relacionadas con los beneficiarios, siendo las más comunes si existe la posibilidad de dejar todo en herencia a un solo hijo o si puede desheredarse a alguno de los descendientes.

    Twitter - GOBankingRates

Testamento ológrafo vs testamento ante notario

Si la intención del progenitor es favorecer a un hijo en concreto la forma indicada es dejar por escrito dicha voluntad. En principio bastaría con un testamento ológrafo, es decir, el escrito y firmado de puño y letra por el padre o madre del beneficiario; aunque lo recomendable es realizar un testamento ante notario, ya que este tendría más valor ante la supuesta oposición de otros posibles herederos.

En todo caso, debe haber constancia del testamento en el Ministerio de Justicia, ya que será éste el que facilitará el Certificado de Actos de Última Voluntad, imprescindible para demandar los derechos sucesorios y conocer el contenido y destintatarios de la herencia.

¿Se puede dejar todo en herencia a un solo hijo?

Toda herencia se divide en tres partes: legítima, de mejora y de libre disposición. La primera está asignada por ley a todos los herederos, la segunda se puede asignar solo a los descendientes, y la tercera se puede reservar a cualquier persona física o jurídica.

De entrada, solo podría cederse dos terceras partes de los bienes a un solo hijo, ya que la herencia legítima se reparte forzosamente entre todos los descendientes, y el cónyuge en su caso. Aun así, existe la posibilidad de dejar en herencia la totalidad de los bienes, pero debería desheredarse al resto de beneficiarios de la herencia legítima.

Los casos de desheredación se dan en contadas ocasiones debido a la complejidad de su proceso. Además, los motivos alegados para desheredar a un hijo deben ser graves, y pasan por que éste haya atentado contra la integridad del progenitor, le haya negado conscientemente el sustento o lo haya calumniado. Pero desheredar al resto de hijos no supone que la parte que les corresponde vaya a parar directamente al hijo deseado, ya que los descendientes de los desheredados, en el caso de haberlos, recibirían a partes iguales la herencia negada a sus progenitores.

¿Por qué hay que realizar el testamento?

En el caso de no existir testamento tras el fallecimiento la legislación vigente determina en qué forma se reparten los bienes del difunto. Es por ello que si se piensa beneficiar a un hijo en concreto la única forma es dejar testamento por escrito, mejor ante notario.

En ausencia de testamento todos los hijos legítimos heredarían a partes iguales. En caso de no tener descendencia, el difunto legaría sus bienes a sus ascendentes más próximos, empezando por los padres. Si el fallecido no contara con descendientes o ascendentes vivos, sería el cónyuge quien heredaría todo. En el caso de que el fallecido no tuviera pareja, sus hermanos se repartirían la herencia equitativamente.

FOTOGALERÍA: las increíbles donaciones de las personalidades más altruístas del mundo

En última instancia, siempre y cuando no existan herederos computables, el Estado sería el beneficiario legal de todos los bienes.

Al menos dos partes de la herencia pueden legarse a un solo hijo

Se puede dejar en herencia a un solo hijo las dos partes de los bienes testados por el progenitor, los correspondientes a la herencia de mejora y de libre disposición. Como la herencia legítima se reparte forzosamente entre todos los descendientes según la ley, debería desheredarse al resto de hijos para que su parte se asignara al hijo favorecido en el testamento. Pero esto supondría un arduo proceso, que quizá no merezca la pena sufrir en la mayoría de los casos.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017