Excite

Descubre cómo comprar una franquicia

Aunque la iniciativa privada no atraviesa su mejor momento, la posibilidad de convertirse en el jefe de uno mismo sigue siendo una opción atractiva. Abrir un negocio es la vía tradicional para los nuevos emprendedores, aunque cada vez son más los que se decantan por comprar una franquicia.

Este método empresarial tiene muchos atractivos, pero nunca debe entenderse como una apuesta segura. De hecho, tiene los mismos riesgos que un negocio propio y además una serie de gastos inexcusables en licencias y otros gastos fijos. Eso sí, al comprar una franquicia también compramos el valor de la marca y el asesoramiento comercial.

Al tratarse de una operación compleja conviene estudiar muy bien los pros y los contras antes de comprar una franquicia. Es recomendable comparar las condiciones con otras empresas del segmento que nos interese, además de contratar los servicios de un abogado.

Y es que los gastos derivados de comprar una franquicia cambian de compañía a compañía. Generalmente hay que contar con gastos de royalties, publicidad, costes de suministro, equipamiento, gastos legales, seguros y otras obligaciones que hay que tener muy en cuenta. Así que hay que pensárselo dos veces antes de comprar una fianza y valorar si realmente nos conviene esa asociación.

En internet existen portales, como franquiciadirecta.com o negocius.com, donde podremos comparar varias ofertas de franquicias. Estas páginas web son un buen medio para acercarse por primera vez al mundo de las franquicias y hacernos una idea aproximada de la inversión necesaria para comprar una franquicia.

Imagen: material en picasa.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017