Excite

Descubre cómo sacarle provecho a tu tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito son una tentación que vive en nuestro bolsillo y por eso es muy importante conocer a fondo su funcionamiento. Bien utilizadas se convierten en un excelente medio de financiación a corto plazo y de inmediata disponibilidad.

La aplicación básica de las tarjetas de crédito, al igual que las tarjetas de débito, es la retirada de fondos de nuestra cuenta corriente en los cajeros automáticos. Esta operación no tiene intereses.

Sin embargo, las tarjetas de crédito también permiten disponer de un adelanto de efectivo en los mismos cajeros, una opción muy poco recomendable por los altos intereses que todas las entidades acostumbran a aplicar.

Es por tanto necesario desechar esta vía de financiación. Las tarjetas de crédito han de entenderse como un medio de consumo. Es decir, podremos realizar compras a crédito sin ser penalizados con ningún tipo de interés.

Hay dos tipos de compras con tarjeta de crédito. La más recomendable es la versión de pago diferido, por la cual acumulamos todas nuestras compras para liquidar el total adeudado al final del mes en curso.

La otra opción es la de fraccionamiento del pago, que ofrece algunas variables en función de si deseamos pagar una cuota fija durante un periodo de tiempo determinado o pagar un porcentaje sobre la deuda.

En cualquiera de los dos casos, las compras mediante tarjetas de crédito se benefician de una serie de seguros (compra on-line, viajes, seguro de vida...) que conviene tener en cuenta en caso de accidente o imprevisto.

Imagen: Ciaran McGuiggan en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017