Excite

Detroit, cuna del sector de la automoción y del grupo Kiss, se declara en suspensión de pagos

  • © Getty Images

Tras años siendo considerada como la cuna del sector de la automoción de Estados Unidos -ya que allí tienen su sede General Motors, Ford y Chrysler-, la ciudad de Detroit, Michigan, ha decidido declarar la suspensión de pagos debido a los duros efectos de la crisis económica y su deuda.

De este modo el gestor externo de la ciudad nombrado por el propio estado de Michigan, Kevin Orr, habría solicitado el estado de quiebra para que la ley estadounidense protegiera a la ciudad. El gobernador del estado, Rick Snyder ha autorizado esta decisión.

La ciudad del norte de Estados Unidos arrastra una deuda de 18500 millones de dólares de la que debe dar cuenta a sus acreedores, principalmente bancos. No obstante, se ha hablado de que se ha acordado una 'quita' del 75% de la deuda con estas entidades. Ahora queda en manos de la Justicia aceptar o denegar la solicitud de Detroit.

A juicio del gobiernador Snyder el problema de Detroit viene de seis décadas atrás y que la quiebra puede servir para arreglar problemas estructurales que vienen desde entonces. La llegada de la crisis económica al sector de la industria, y más concretamente de la automoción, ha hecho que los problemas de Detroit tomaran mayores dimensiones.

FOTOGALERÍA: El salón del automóvil de Detroit

Con la declaración de quiebra, Detroit vería como el gasto por servicios públicos caería al mínimo así como la creación de empleo público. Así, la ciudad buscaría volver a su antiguo esplendor, en los años cincuenta, cuando era toda una referencia mundial. Desde entonces, la ciudad ha perdido un 60% de su población.

Publicado por Antonio Collado - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Antonio Collado

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017