Excite

China refuerza su posición en la deuda pública española

China tiene mucho dinero y ganas de invertirlo en la deuda pública de occidente. Sus razones son de lo más variado y pueden ir desde lo obvio hasta lo retorcido en función de la imaginación de cada uno. Sin embargo, una cosa está clara: en los últimos años la maquinaria financiera china ha incrementado su ritmo de inversión en deuda pública soberana.

En los primeros compases de la crisis, el gigante asiático prolongó su apetito por los bonos de Estados Unidos y siguió comprando deuda pública norteamericana. Sin embargo, ya desde 2009 mostró signos de empacho y rebajó su cartera a base de ventas. Los últimos datos del Tesoro americano revelan que, a pesar de ello, China sigue poseyendo el 7'5% de la deuda pública de Estados Unidos, lo que le convierte en el principal acreedor de EEUU.

La estructura de la deuda de la primera potencia mundial, que alcanza los 14 billones de dólares, muestra que el 31'6% de la deuda total se encuentra en manos extranjeras. China y Japón son los principales poseedores de esta deuda pública, seguidos en la distancia por el Reino Unido y los países de la OPEP. La estructura podría dar pronto un vuelco si China continúa con su retirada táctica del escenario americano.

Y es que Pekín parece haber puesto su punto de mira sobre la vieja y debilitada Europa, que ahora ve inundarse sus bolsillos con dinero procedente del Extremo Oriente. El caso español es paradigmático: China ya posee casi el 20% de la deuda pública en manos extranjeras después de que en los últimos meses haya intensificado su política de compras.

Este 20% equivale, aproximadamente, a un 10% del total de la deuda pública española, puesto que el 50'8% de la deuda nacional se encuentra en manos extranjeras. En nuestro caso, son los países europeos, con la vecina Francia a la cabeza, los que encabezan la lista de acreedores internacionales.

Imagen: Daquella manera en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017