Excite

Procedimiento de disolución de una sociedad limitada

Hoy por hoy es muy frecuente que las empresas que realizan su actividad comercial bajo la forma de sociedad limitada presenten dificultades que puedan llevar al cese de actividad. En algunos casos el cese de la actividad empresarial conlleva la disolución de la sociedad limitada, sin embargo es posible reactivar la sociedad en el caso de que mejore la situación económica de la empresa.

Causas y procedimientos para la disolución

Entre las causas por las que se puede acordar la disolución de una sociedad limitada, la más habitual es la reducción del capital social de la empresa por debajo del límite legal debido a pérdidas económicas o falta de ejercicio durante tres años seguidos. Otras posibles causas son la finalización del objetivo propuesto o del plazo establecido durante la fundación de la sociedad.

Es común que un sociedad limita se declare disuelta cuando se acepta un concurso de acreedores con la liquidación posterior, que deberá incluirse en su denominación social.

Para iniciar el proceso de disolución es necesario la celebración de una Junta General. Los miembros de la sociedad deben acordar la disolución mediante el voto contando con la mayoría de votos para aprobarla. Si se diera el caso de que no se llega a un acuerdo o no se lleva a cabo la reunión, cualquiera de los socios puede requerir la disolución a un juez de Primera Instancia si cree que se dan las condiciones legales necesarias. En este caso se penaliza a los administradores de la sociedad con la responsabilidad de responder a las deudas con su patrimonio.

El siguiente paso consiste en la inscripción de la disolución de la sociedad limitada en el Registro Mercantil. Para ello hay que entregar la escritura pública de dicha disolución. Dependiendo de la causa que la haga necesaria, en el Registro se incorpora un testimonio judicial, un oficio o asiento que consiste en una nota al margen.

Impuestos y Tasas

La disolución de una sociedad limitada implica el pago de los impuestos correspondientes de Transmisiones Patrimoniales, que en este tipo de operaciones requiere el pago del 1% del valor de la adjudicación de cada socio. Por lo que cada uno de ellos debe de afrontar el pago de este impuesto. Si el pago se realiza mediante patrimonio, éste tiene como añadido el Impuesto de Valor Añadido que corresponda al tipo de bien que se entregue.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017