Excite

Sudáfrica se une a las economías emergentes del BRIC

Cuando al economista Jim O'Neill se le ocurrió que las iniciales de las principales economías emergentes podían componer la palabra BRIC (Brasil, Rusia, India y China), el asunto le hizo gracia y no dudó en difundir el afortunado término entre sus contactos. Poco podía imaginar que años después, el BRIC se convertiría en un verdadero grupo político con una agenda internacional.

Desde el año 2009 las cuatro economías emergentes del BRIC han realizado dos cumbres de alto nivel y ya han definido algunos objetivos por los que pelean conjuntamente en los foros internacionales. La próxima cita será en el mes de abril y ocurrirá en Pekín, ciudad en la que se escenificará uno de los momentos históricos de este pujante grupo.

Y es que la próxima cumbre dará la bienvenida a Sudáfrica como nuevo miembro del BRIC, por lo que el acrónimo deberá sumar una letra y convertirse en BRICS. La entrada de Sudáfrica, que ha levantado ampollas a nivel internacional, responde a una estrategia política más que económica y altera todavía más el equilibro del tablero internacional.

Porque Sudáfrica se convierte en la puerta de entrada de las economías del BRIC en el continente africano. El hecho de que el país sudafricano se una a los cuatro gigantes lanza un mensaje claro al resto del mundo: China y compañía no sólo quieren crecer en lo económico, también quieren alcanzar la cima de la política mundial.

Y es que la economía sudafricana apenas es la número 31 del mundo y equivale a menos de un cuarto de la economía rusa, la más pequeña de las economías emergentes del BRIC. Muchos países (como Turquía, Corea del Sur o México) pueden sentirse defraudados por este trato de favor a Sudáfrica, pero nadie puede negar la lógica de este acto: hoy África está mucho más cerca de Pekín que de Washington.

Imagen: Kyknoord en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017