Excite

El banco, primer responsable de la morosidad en las comunidades de vecinos

  • Foto:
  • supermaresme.com

La banca española pasa por grandes dificultades, lo que ha llevado a las entidades a intentar aumentar sus ingresos gracias a la subida de las comisiones y la congelación en la concesión de préstamos. Estos problemas económicos se reflejan también en la morosidad del banco respecto a las comunidades de propietarios, y es que si bien antes de la crisis era algún vecino el que no pagaba las cuotas comunitarias, ahora son los tanto los bancos como las promotoras inmobiliarias quienes no contribuyen a la comunidad.

La escasez en las ventas de inmuebles o la salida a subasta de otros ha provocado esta situación, en la que los bancos, cajas y promotoras deben quedarse con un alto número de viviendas sin vender o expropiadas. De este modo, son estas entidades quienes asumen, como cualquier otro vecino, las obligaciones de cuotas comunitarias, unos pagos que raramente se cumplen. Y es que la morosidad no deja de aumentar por parte de las entidades financieras, una situación que acaban pagando el resto de vecinos.

Según el informe realizado por el Colegio Profesional de Administradores de Fincas, que analizó datos de 150 administradores y 3.000 comunidades de Madrid, la crisis afecta a todos, pero mientras los propietarios de viviendas dejan de pagar por tener otras facturas más prioritarias, los bancos y cajas no lo hacen por el propio funcionamiento interno de las entidades. Y es que, las entidades financieras, que han visto cómo sus balances no han dejado de engordar con adjudicaciones y ejecuciones hipotecarias, necesitan realizar una serie de trámites al adjudicarse una vivienda. Trámites que pasan por ponerse al día con las deudas y habilitar un crédito para poder hacer frente a las mismas, lo que retrasa los pagos en aproximadamente seis meses o un año.

Sólo en Madrid, las deudas de los vecinos morosos superan los 375 millones de euros, casi el doble que hace dos años, de los cuales el 30%, unos 112 millones de euros, son impagos correspondiente a cajas y promotoras. Precisamente estas últimas, han dejado de pagar, según explican desde el Colegio Profesional de Administradores de Fincas, por la propia situación en la que se encuentran. Y es que este sector, que creció como la espuma en la época del boom inmobiliario, pasa ahora por uno de sus peores momentos, con la mayoría de las promotoras al borde de la quiebra o en suspensión de pagos, lo que impide que abonen las cuotas de los pisos y casas no vendidos.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017