Excite

¿El cambio de hora sirve realmente para ahorrar?

Dos veces al año, todos los europeos cambiamos los relojes, en primavera adelantando una hora y en otoño atrasándola otra vez. La idoneidad del cambio está avalada por los estudios de la Comisión Europea y, además, por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (idea), que estima la cantidad ahorrada en España en 300 millones de euros anuales. Sin embargo, muchos se cuestionan la eficacia de estos cambios.

    ® Getty Images

Un poco de historia

Los primeros cambios de hora se remontan a 1974, con la primera crisis del petróleo, para aprovechar mejor la luz solar. La campaña informativa española tenía como lema 'Ahorre energía. Aunque usted pueda pagarla, España no puede'. Desde 1981 el cambio de hora se aplicaba ya como directiva en toda la Unión Europea. En España, sin embargo, ya había habido normas anteriores al respecto: en 1918 se modificó la hora oficial para conseguir ahorro de carbón. La medida se siguió aplicando de forma irregular, hasta que se abandonó en el período entre 1950 y 1973.

¿A quién beneficia?

Según los estudios de la Comisión Europea, el cambio de hora resulta positivo para sectores como transporte y comunicaciones, además de la seguridad vial, las condiciones de trabajo, la salud, el turismo y el ocio. El IDAE afirma que el ahorro llega hasta el 5% del consumo eléctrico, unos 300 millones de euros. De ellos, 90 millones corresponden a los hogares, o sea, unos seis euros de ahorro por hogar.

¿El ahorro es significativo para los hogares?

Aunque no parece un ahorro interesante para las familias, el cambio de horario tiene otros beneficios indirectos: algunos estudios demuestran que se reduce el número de víctimas mortales por accidentes de tráfico por la mayor visibilidad. También se reduce la delincuencia durante el horario de verano, además de aumentar el tiempo para practicar deporte, o para actividades de ocio y entretenimiento. Y, de forma todavía más indirecta, aumenta el tiempo en que los turistas permanecen fuera, incrementando el gasto y contribuyendo a mantener puestos de trabajo.

Fotogalería: ¿Qué trucos usan en los restaurantes para que pidamos su comida?

También tiene desventajas

Los ganaderos, por ejemplo, tienen dificultades porque los animales no se adaptan a los nuevos horarios. También tiene efectos sobre la salud de las personas, causando variaciones en el ritmo del sueño. Además, dispositivos como marcapasos o monitores de glucosa tienen que ser ajustados. También hay estudios que apuntan a un incremento de ataques cardíacos y suicidios al inicio del horario de verano. La adaptación de equipos informáticos al cambio de horario, los cambios en reuniones, viajes, facturación, registros y demás también se han apuntado como inconvenientes.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017