Excite

El Ibex 35 recupera posiciones a la espera del desenlace nuclear

El Ibex 35 vive una de las semanas más volátiles de los últimos tiempos (y eso es mucho decir) por culpa del tsunami bursátil desatado en Japón. La incertidumbre reina en el parquet español desde el lunes y no parece que vaya a desaparecer de escena hasta que no se resuelvan las dudas sobre una posible catástrofe nuclear.

El comportamiento del selectivo español, muy en la línea de lo que está ocurriendo en el resto de plazas internacionales, puede resumirse viendo los cierres en lo que llevamos de semana. El lunes el Ibex 35 fue la excepción a la regla y se salvó de las pérdidas, sólo para caer con estrépito en las jornadas del martes y el miércoles (caídas del 0'83 y del 2'3 respectivamente). Hoy, sin embargo, la situación es totalmente opuesta.

Y es que el Ibex se ha subido a los vientos de optimismo que soplan desde Wall Street (gracias a los datos macroeconómicos) para recuperar un 2'31% y quedar instalado en los 10.325 puntos. Es decir, después de atravesar una montaña rusa, el selectivo español ha conseguido cumplir el objetivo y mantener la resistencia de los 10.300 puntos. A la espera de novedades, eso sí.

Porque todas las bolsas examinan con nerviosismo las operaciones de enfriamiento en los reactores nucleares de Fukushima. El Dax alemán, con un fuerte peso de compañías reaseguradoras y otras vinculadas a la energía nuclear, es uno de los que más tiene que perder si finalmente se cumplen los peores pronósticos y se acaba produciendo una fusión nuclear.

La bolsa española no se salva de la incertidumbre y las noticias que lleguen desde Japón marcarán la última jornada de la semana. De momento, y a pesar de todo, algunas compañías han salido reforzadas del pánico nuclear. Es el caso de las renovables, que tanto en el Ibex 35 como en el mercado continuo (sobre todo Solaria y Fersa) han mejorado posiciones en los últimos días.

Imagen: europapress en youtube.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017