Excite

El poder excesivo de las agencias de rating

No se habla de otra cosa. Las agencias de rating han rebajado de un plumazo la calificación de la deuda de Grecia, España y Portugal. Las consecuencias no se han hecho esperar y los respectivos mercados bursátiles se han derrumbado arrastrando a gran parte de la economía europea. Es un desastre. Pero ¿quién lo ha ocasionado?

Las agencias de rating (o de calificación de deuda) son las responsables de valorar el riesgo de impago y el deterioro de la solvencia de un emisor de deuda. Es decir, aconsejan a sus clientes si invertir en acciones de determinada empresa o en bonos de según qué estados es una buena idea.

El problema es que las agencias de rating no son calificadas por ningún organismo y si bien su criterio se admite universalmente, no está claro si se ajusta a la realidad. Todos sabemos cuál es la calificación de la deuda pública de un país, pero nadie sabe qué métodos han utilizado estas agencias para calcularlo.

Para empeorar las cosas, tres agencias de rating monopolizan el 90% del mercado. Hoy son nombres populares que se repiten en las páginas de los periódicos: Standard&Poor's, Moody's y Ficht. Tres gigantes que tienen en sus manos el futuro de millones de personas y la posibilidad de financiamiento de casi todos los países.

Consciente del desmesurado poder que ostentan estas agencias de rating, la Unión Europea trabaja desde hace años en un marco legal que le permita controlar sus actividades y limitar su impacto sobre la economía comunitaria.

Imagen: gleonhard en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017