Excite

El verano se estrena con la subida de los gastos del hogar

  • Foto:
  • afindemes.es

Si apenas unos días los consumidores se alegraban por la bajada del precio de la gasolina de cara a las vacaciones de verano, ahora tienen nuevos motivos para el descontento, ya que a pesar de la promesa del Gobierno de congelar los recibos de la luz, tanto ésta como el gas y la bombona de butano vuelven a experimentar una importante subida de precios.

De este modo, el recibo eléctrico se encarece un 1,5% y el de gas natural y butano suben un 5,7%. Una subida aprobada por la Comisión Delegada de Asuntos Económicos para los 20 millones de clientes acogidos a la Tarifa de Último Recurso (TUR), y que ha caído como un jarro de agua fría sobre los consumidores, a los que el Ejecutivo había prometido no volver a elevar sus recibos tras la fuerte y polémica subida experimentada en enero de casi un 10%.

Respecto a este punto la vicepresidenta Elena Salgado ha sostenido que la tarifa de la luz debe ir ajustándose al coste de la energía para no incrementar más el llamado déficit tarifario. Y es que según parece, desde el Gobierno se considera que una subida de carácter moderado como ésta no debería tener ningún impacto en la opinión pública. Idea que no comparten los consumidores, que se muestran cansados de que sigan aumentando las tarifas, aunque el aumento no supere los 2,37 euros más al mes.

La industria por su parte explica estas subidas como el resultado del fuerte incremento de la materia prima, y señala que a pesar del aumento del precio, se han congelado los peajes de acceso para el sector gasista, lo que les supondrá una importante pérdida de las ganancias.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017