Excite

¿En qué tipo de negocios invierten los ricos?

Quizá por soñar un poco, o simplemente por curiosidad, todo ahorrador de clase media se ha preguntado alguna vez en qué negocios invierten los ricos. Frente al endeudamiento producto de los compromisos adquiridos por la mayoría de la población, los más pudientes enfocan sus inversiones a la obtención de activos que puedan generar más ganancias.

    Twitter - Financial Post

El chollo de las propiedades inmobiliarias

Quizá lo primero que se viene a la cabeza al pensar en qué invierten los ricos sea el sector inmobiliario. Es la inversión tradicional por excelencia de las grandes fortunas. Aunque es un sector compartido con patrimonios menos potentes, las propiedades inmobiliarias son la joya de la corona de las inversiones multimillonarias.

La compra o construcción de hoteles, urbanizaciones, oficinas y edificios en general aporta unos beneficios muy sustanciosos a todo el que puede permitirse hacer un desembolso de gran magnitud. Evidentemente, el riesgo que se corre al invertir en bienes inmuebles a gran escala es altísimo. Por eso es cosa de ricos.

Sicav y otros fondos de inversión

Tras unos años de vacas flacas, las inversiones de renta fija empiezan a caer y las Sicav vuelven a tener protagonismo entre los inversores de capital variable. En principio, para acceder a una sociedad de inversión de capital variable debe aportarse una cantidad ingente de dinero, mínimo dos millones y medio de euros. Esta es la principal razón por la cual las sicav se relacionan con grandes fortunas.

Detrás de las Sicav, la lista de inversiones fiancieras se completa con la compra-venta de acciones, deudas y bonos, que en tiempos de crisis resultan muy rentables por los beneficios que se generan con los intereses.

Inversión en proyectos empresariales

Quizá el principal destino del dinero de los millonarios es la creación de empresas propias con la intención de mantener o ampliar el patrimonio familiar.

Pero una vez que se ha tenido éxito con un negocio propio, los ricos tienden a diversificar sus inversiones, como es el caso de multimillonarios como Bill Gates. La diversificación ayuda por un lado a blindar las fortunas ante posibles descalabros económicos, y por otra parte fomenta la creación de empresas ajenas que puedan proyectar las finanzas personales a otras áreas del mercado.

Lo normal es que los ricos inviertan en empresas novedosas o especializadas, eso sí, siempre que sean rentables. Los ricos apuestan por el rédito de sus inversiones, y la mejor forma de conseguirlo es la financiación de empresas aeronáuticas, nuevas tecnologías, energías renovables, electrónica, robótica, etc.

El coleccionismo y la especulación artísitica

Si a una gran fortuna se le suma el gusto por el coleccionismo el resultado es la inversión en cultura. Cuadros, esculturas, instrumentos musicales o incunables son objeto de la especulación artística a gran escala, que limita el acceso al mercado de las obras de arte a las élites adineradas. Además, en tiempos de crisis suele convertirse en un opción muy recomendada porque son valores seguros, algo así como la compra-venta de oro.

FOTOGALERÍA: los más ricos del mundo: el Top 10 de la Lista Forbes

Inversiones astronómicas solo al alcance de unos pocos

Bienes inmuebles, fondos de inversión, obras de arte, bolsa de valores y divisas. Estas son las opciones principales por las que se decantan la grandes fortunas. Claro está que para ello se necesitan grandes cantidades de dinero para desembolsarlo y también para correr el riesgo de perderlo sin arruinarse.

Es por ello que si uno se pregunta en qué negocios invierten los ricos para poder imitarlos quizá la respuesta no sea muy alentadora, ya que sus inversiones no los hacen ricos, solo los mantienen o incrementan su patrimonio.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017