Excite

¿Es realmente bueno tener el dinero en el banco?

  • Getty Images

Con la crisis económica que azota el país no es de extrañar que nos preguntemos si nuestro dinero está seguro en los bancos. En un mundo globalizado y gobernado por la banca internacional, cualquier batacazo económico puede poner en peligro nuestros ahorros. Da igual que se derrumbe un banco extranjero porque el efecto dominó ya se encargará de que paguemos las consecuencias, tal y como se ha podido comprobar con la última crisis.

Está claro que los bancos ya no son lo que eran y que quedan pocas entidades sólidas con liquidez suficiente para dar confianza ciega a sus clientes. La actual crisis económica ha demostrado que hasta las entidades financieras más fuertes pueden quebrar y que los "corralitos" pueden estar esperando a la vuelta de la esquina en cualquier momento para quedarse de forma indefinida. Que se lo digan a los griegos.

La incertidumbre es parte de la vida financiera, y es casi imposible deshacerse de ella ya que desde los sueldos hasta el pago de facturas pasan actualmente por los bancos. Aun así, existe la posibilidad de vivir una vida sin entidades financieras, pero es prácticamente declararse un "outsider". Además, los sofocos que se ahorra uno al no tener que lidiar con los bancos se los gana peleándose con todo el mundo, empezando por la empresa que nos tendría que pagar el sueldo en metálico (algo que es casi imposible de conseguir).

FOTOS: Banco Santander: imágenes de sus oficinas y del presidente de la entidad

El peligro es evidente, pero por suerte en España todavía queda bastante para que los ahorros de los españoles se vayan por el desagüe. Así que no tiene que cundir el pánico, pero si es cierto que deberíamos preocuparnos e informarnos un poco sobre el estado y el funcionamiento del sistema bancario español, rescatado y en parte nacionalizado. Con miedo o no, hay que pensarse bien eso de salirse del sistema bancario, dueño indiscutible del flujo económico mundial.

Se calcula que en todo el mundo más de 700 millones de personas tienen abierta al menos una cuenta bancaria, más o menos un 10% de la población mundial, aunque gran parte de estos usuarios se encuentran en sociedades occidentales. Es por ello que en Estados Unidos y Europa vivir al margen del sistema financiero es casi imposible, pero en Latinoamérica y África gran parte de la población hace su vida ajena a los bancos, tirando de los traspasos mediante operadores móviles, las nóminas en sobres y los pagos en metálico.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017