Excite

¿Es posible evitar un desahucio?

Hasta hace poco, evitar un desahucio suponía poco más que una odisea. Pero la sucesión de desalojos violentos y situaciones dantescas tras la explosión de la crisis económica y la alarma social que ha supuesto el incremento exponencial de desalojos ha tenido un fuerte impacto en la opinión pública. Hecho que se materializado en plataformas ciudadanas anti-desahucios y medidas concretas por parte de las instituciones públicas.

    Twitter - Jose Manuel Ferradás

La sociedad se mueve frente al drama de los desahucios

Los desahucios son una triste realidad dentro del pésimo estado económico del país, Estado que por cierto contempla la posesión de una vivienda digna como derecho constitucional. La espiral de desalojos de los últimos años ha calado hondo en la conciencia colectiva, y cada vez son más los ciudadanos anónimos, personajes conocidos y políticos los que aportan su granito de arena a la causa contra los desahucios y sus terribles consecuencias sociales.

Pero, ¿es posible evitar un desahucio? En primer lugar, lo que se puede hacer es retrasarlo. Cuando se produce la situación de impago por parte del inquilino, el arrendador puede presentar una demanda. El tiempo que éste tarde en acudir al juzgado no se puede cuantificar, pero por norma general suelen darse bastante prisa. Una vez interpuesta la demanda, la mejor forma de retrasar el desalojo es negarse a aceptar las notificaciones judiciales.

Si el inquilino decide coger la notificación, o éste se presupone por notificado a través del tablón del juzgado, tal y como permite la Ley de Enjuiciamiento Civil, la vía más propicia para demorar el desalojo es pedir asistencia de un abogado de oficio, antes del juicio o durante el mismo. En este caso, todos los procedimientos judiciales quedan congelados hasta el pronunciamiento del letrado.

Si bien es prácticamente imposible evitar un desahucio tras el fallo negativo del juez, el levantamiento puede seguir retrasándose. El mismo día del desalojo se puede actuar de diferentes formas.

La más conocida es la resistencia en grupo, está comprobado que la resistencia pasiva de grupos de personas es una medida que funciona en muchos casos. Otra recomendación es que el acceso a la vivienda lo permita una persona enferma, ya que se podría exigir la asistencia de un médico, pudiendo demorarse el desalojo varios días. Asimismo, la presencia de animales no domésticos podría retrasar el desalojo incluso semanas, pues serían necesarios los servicios de la perrera municipal.

En cualquiera de los casos mencionados, hay que esperar a que la comisión judicial fije una nueva fecha para el levantamiento, lo que alrgará aún más el desalojo.

El Código de Buenas Prácticas del Gobierno

En un intento por frenar la avalancha de desahucios, y con la intención de regular los procesos de ejecuciones hipotecarias, el Partido Popular desarrolló desde su posición en el Gobierno una serie de medidas que más tarde se refundirían en un texto legal aprovado hace un par de años.

Esta iniciativa pone especial atención en las familias con graves problemas económicos. Entendiéndose por situación extrema la que sufre una unidad familiar con una sola vivienda cuyos miembros se encuentran desempleados y no reciben ningún tipo de prestación. Además, el montante de la hipoteca ha de ser superior al 60% de los ingresos familiares.

Un truco para evitar los desahucios

Circula por la Red una ingeniosa propuesta anti-desahucio que consiste en alquilar el inmueble a un familiar o conocido previendo la situación de impago. El truco consiste en alquilar el inmueble por una cantidad simbólica, no más de 10 euros, durante un periodo indefinido o dilatado, 50 ó 100 años, por ejemplo.

Esta maniobra pseudo-legal es efectiva por una sencilla razón, cuando titularidad pasa a manos de la entidad bancaria la propiedad figura como una propiedad cuyos inquilinos son otros diferentes al deudor. En todo caso, con esta artimaña no se mantiene la vivienda, ya que el propietario tiene que afrontar el embargo además de la hipoteca, pero el alquiler de los "nuevos inquilinos" se ve reducido a una cantidad irrisoria.

Los abogados ya han dado su opinión al respecto, y parece ser que esta argucia podría resultar fraudulenta según el Código Civil, sin mencionar que las escrituras de las hipotecas suelen prohibir el arrendamiento del inmueble mientras el mismo esté hipotecado.

VIDEO: Obra Social de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca

Las instituciones públicas están tomando medidas

El problema de la vivienda en España es una cuestión estructural. Es por ello que desde diversas plataformas ciudadanas se anima a las Administraciones Públicas a involucrarse en los procesos de desahucio; ya sea mediando entre las entidades financieras y los afectados, o simplemente aplicando normativas que amparen a los desahuciados.

Es cierto que las entidades locales toman medidas efectivas, pero resultan puntuales para algunos sectores de la población que no se conforman con evitar solo un desahucio, sino que desean solucionar el problema habitacional español en su totalidad.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017